La entrega de premios pone el punto final a la exitosa edición de Motauros

El desfile de antorchas, el último gran acto de la concentración este año. /
El desfile de antorchas, el último gran acto de la concentración este año.

Más de 13.000 inscritos ratifican la consolidación de una cita excepcionalmente cívica

P. GONZÁLEZTordesillas

Acabó Motauros. Punto final a una edición que, favorecida por la cancelación de Pingüinos, ha supuesto un rotundo éxito. Por participación, sí, pero también por el civismo y ausencia de altercados. Con 13.209 inscritos y con más de 2.500 personas que han pasado por la campa sin tener moto -peatones los denomina la organización-, para asistir a los conciertos o darse una vuelta por la zona, la satisfacción de la organización es evidente y justificada.

La concentración acabó realmente a media mañana de este domingo. El frío que dominó la madrugada en la vega del Duero, la ligera nevada -no llegó a cuajar-, las noticias que hablan del mal tiempo generalizado en toda la península y los avisos de que el tiempo podía empeorar a lo largo de la tarde acabaron por aconsejar adelantar la entrega de galardones y con ello dar más tiempo a los motoristas para regresar a sus destinos.

El presidente de Motauros, Juan Carlos Ruiz, ha calificado de éxito rotundo la concentración, que además ha añadido una ausencia casi total de incidentes, coonvirtiéndose en un referente de civismo para próximas ediciones. De hecho, Cruz Roja solo tuvo que trasladar a dos personas a Valladolid desde el jueves: una con un traumatismo en la cadera y otra con ebriedad.

Tordesillas también se ha visto muy beneficiada por la notable afluencia de público, al punto de que el Ayuntamiento ha calculado que por la población han pasado entre 8.000 y 10.000 turistas, lo que implica haber duplicado la población de la villa.

 

Fotos

Vídeos