Medina veta el recurso de las cofradías por la gestión del San Vicente Ferrer

Un momento del pleno de Medina del Campo. /
Un momento del pleno de Medina del Campo.

El pleno aprueba una modificación presupuestaria de 67.000 euros para el arreglo de la cubierta del estadio municipal

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZ

El Ayuntamiento de Medina del Campo, con los votos a favor del equipo de gobierno (PSOE-Gana Medina) y la abstención del concejal independiente y la negativa del PP, aprobó durante la sesión plenaria del mes de abril celebrada la desestimación del recurso presentado por la Junta de Semana Santa del municipio para anular de pleno derecho los pliegos de adjudicación (explotación y gestión) del Centro Huellas de Pasión y de la Ermita del Amparo. Este recurso era la última baza que la hermandad de cofrades tenía para poder mantener la gestión de este centro de interpretación de los ocho días de pasión del municipio.

Según concretó el portavoz del grupo municipal socialista, José María Magro, el recurso presentado por los cofrades estaría basado en tres aspectos que «no pueden estimarse de manera favorable ya que no tienen sentido. En este momento estamos dirimiendo un aspecto administrativo para poder concluir la licitación del centro de interpretación». La Junta de Semana Santa estimó en el recurso, presentado hace algo más de un mes, que uno de los fallos del pliego era que no venía especificado de manera correcta la propiedad de los bienes que se custodian en el interior del inmueble por lo que la nueva adjudicataria no podría hacer uso de esos bienes para la futura explotación. Además de este supuesto fallo, la hermandad de cofrades también señalaba que la denominación Centro de Interpretación Huellas de Pasión estaba registrada y patentada por ellos, por lo que la nueva adjudicataria no podría hacer uso de esa denominación. Por último, los cofrades en el recurso apuntan que el pliego no sería válido ya que el informe económico que se incluye en el documento (según el Ayuntamiento este informe estaría elaborado a través de los datos económicos facilitados por la Junta de Semana Santa) no se recoge la subida del IPC, recogida en el convenio colectivo, del salario del personal contratado por el Centro San Vicente Ferrer.

«Sin guerra»

Según Magro, el inventario estaría definido en el pliego a la perfección, es decir que estarían detallados todos los enseres que son propiedad de la Junta de Semana Santa y los que son de propiedad municipal. Asimismo, respecto al uso del nombre, el concejal de turismo y portavoz del grupo socialista explicó que no habría problema alguno ya que la marca se licitó en 2009 y después en 2012 cuando el centro salió a licitación. El último de los fallos apuntados por la Junta de Semana Santa no sería correcto ya que «fueron ellos mismos los que nos pasaron la información económica para realizar el pliego».

El concejal independiente, Fidel Lambás, aseguró que «esta no es la mejor de las noticias (haciendo referencia a la desestimación del recurso), deberíamos haber tratado el asunto de otra forma, antes de traerlo al pleno, pero ustedes solo han escuchado la voz de los técnicos y hay cosas más poderosas que el informe». Esta misma línea es la que alegó el grupo mayoritario en la oposición, el PP, que además de apuntar que «la Junta de Semana Santa es la que hace grande este centro y nosotros no podemos ser cómplices de la guerra que tienen ustedes con la Junta de Semana Santa».

Ante esta afirmación, la alcaldesa, Teresa López, decidió tomar la palabra para desmentir que el equipo de gobierno tenga una guerra abierta con la hermandad de hermandades. «Es rigurosamente falso que tengamos una guerra con la Junta de Semana Santa, tal es así que ellos mismos se molestaron mucho ya que no habíamos publicado el pliego de adjudicación pero este Ayuntamiento no puede hacer pliegos a medida para adjudicar servicios municipales».

El pleno también aprobó una modificación presupuestaria de 67.000 euros para elaborar el proyecto de construcción de la cubierta del estadio que se destrozó a causa de un tornado hace varios meses. El precio es de 90.000 euros, según explicó el concejal de Deportes, Jorge Barragán, parte de este importe correrá a cargo del seguro. Esta modificación contó con el apoyo de todos los grupos municipales. Asimismo, ayer, también se aprobó como asunto de urgencia la equiparación de las horas extras para los trabajadores que realizan funciones accidentales de servicio.