Mayoristas a los que Vibolid reservó plazas las anularon al no abonar su importe la acusada

La acusada, en el banquillo./J.S.
La acusada, en el banquillo. / J.S.

En uno de los casos, la propietaria de la agencia llegó a decir que los clientes ya no querían hacer el crucero

El Norte
EL NORTEValladolid

Distintas agencias mayoristas de viajes con las que contactó Vibolid para la gestión de vuelos y hoteles terminaron por cancelar las reservas por impago de las mismas, tal y como han asegurado sus representantes durante la tercera jornada del juicio que se sigue en la Audiencia de Valladolid contra la dueña de la citada mercantil vallisoletana, Julia M.H, acusada de apropiarse de más de 80.000 euros entregado por medio centenar de clientes.

La mayoría de los representantes de estas agencias mayoristas, entre ellas Travelpan, China Internacional Travel S.L, KLM o Pullmantur, han coincidido al señalar que fueron estas mismas operadoras las que cancelaron los pasajes al comprobar que poco antes de su realización de Viajes Vibolid no había abonado los mismos, cuando dicho pago es requisito imprescindible.

En uno de los casos, la representante legal de Pullmantur, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha incluso apuntado que fue la propia acusada la que se puso en contacto con esta agencia mayorista para anular los pasajes porque, según explicó entonces, «los clientes ya no querían hacer el crucero».

El testimonio de estos testigos, en representación de las agencias mayoristas de viajes, ha estado precedido por el aportado por otra decena de clientes damnificados quienes, al igual que en las dos jornadas anteriores, han ido relatando su particular caso y la triste experiencia vivida al ver truncados los viajes contratados directamente con la procesada, y ello a pesar haber satisfecho en pagos a plazos buena parte de los importes de sus pasajes.

Uno de ellos, esposo de la afectada que el martes relató la angustia de verse el día anterior sin billetes cuando a casi 20.000 kilómetros de distancia le esperaba en Filipinas un niño de 7 años al que se disponían a adoptar, ha vuelto a exponer las gestiones que 'in extremis' se vio obligado a realizar este matrimonio para acudir fielmente a la cita con el menor. «No nos ha devuelvo ni un euro, sólo recibimos promesas», denuncia molesto Francisco Gabriel F.A.

Otra de las denunciantes ha comparecido para explicar que gestionó con Vibolid un viaje de regalo para un compañero de la empresa que se jubilaba. Abonó 700 euros y recibió de la acusada una tarjeta de regalo que Ana G.M. entregó al destinatario del mismo, «si bien éste se pasó un día por las oficinas y comprobó que se encontraban cerradas», por lo que la empresa tuvo que acudir a otra agencia para poder contratar el viaje.

En el caso de María Teresa B.H, ésta gestionó con Vibolid un viaje para ella y su marido a Ibiza a través de Just Fly, la misma operadora cuyo propietario, Darío Alberto Q. de P, fue este año condenado a tres años de cárcel por delito continuado de estafa.

La afectada se enteró un día antes de que el vuelo había sido cancelado y ante ello fue a reclamar a Viajes Vibolid, donde la acusada le gestionó la reserva del hotel en Huelva, pero sin devolverle los 378 euros del importe del vuelo que ahora reclama. «Incluso nos acompañó a las oficinas de Just Fly, en la Plaza del Rosarillo, para presentar una queja«, ha recordado la testigo.

Sus casos son similares a los de otros muchos afectados que, al reclamo de vuelos y estancias muy económicas, acudieron a Vibolid, abonaron la totalidad o parte de los viajes y luego descubrieron que las reservas habían sido canceladas por impago de las mismas. Buena parte de ellos no se percató de la situación hasta que en agosto acudió a la agencia y encontró el cartel de «cerrado por vacaciones«.

El juicio entrará mañana en su cuarta jornada con el testimonio de algún afectado más y con la exposición de los informes de las partes. El fiscal y una de las acusaciones particulares solicitan para la procesada una condena de seis años de prisión, mientras que otro de los acusadores interesa una pena de cuatro años y la defensa la libre absolución.

 

Fotos

Vídeos