La Junta licita las obras de mejora de la travesía de Íscar de la CL-602

Sistema de señalización inteligente para cruces peligrosos ubicado en la CL-602 en Íscar./C. C.
Sistema de señalización inteligente para cruces peligrosos ubicado en la CL-602 en Íscar. / C. C.

El presupuesto asciende a 524.802 euros y una vez adjudicado tendrá un plazo de ejecución de diez meses

El Norte
EL NORTEValladolid

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha publicado la licitación de las obras para la renovación superficial de la carretera CL-602 en la travesía de Íscar, que presenta un ligero envejecimiento y fisuración del pavimento aunque no tiene fallos estructurales al haber dejado ya de circular por ella tráfico de largo recorrido, debido a la existencia de una variante de población que proporciona un mejor servicio. Una vez realizada la actuación, el tramo será entregado a los ayuntamientos de Íscar y Pedrajas de San Esteban, tal y como establece el reglamento autonómico de carreteras.

El importe total de licitación asciende a 524.802 euros, por unas obras que se prevé que estén concluidas en este otoño y en las que se renovarán todas las marcas viales, incluidas todas aquellas relativas a los pasos sobreelevados de peatones presentes, en los 6,6 kilómetros que componen la travesía.

La intervención tendrá en cuenta las características de los cinco tramos de la travesía. El primero, de unos 2.100 metros, en la conexión de Íscar con Pedrajas de San Esteban, es una zona fundamentalmente industrial, con numerosos accesos a las fincas colindantes; en el segundo, de unos mil metros, comienza el acerado, empezando a predominar construcciones residenciales, y el tercero, de 650 metros, está en pleno casco urbano de Íscar, con calles que se estrechan, de tal manera que obliga al tráfico, de uno y otro sentido, a dividirse por dos calles. Los otros dos tramos, de más de 3 kilómetros, llevan adosado, en gran parte de ellos, un carril bici hasta la Ermita de Puenteblanca.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente también ha licitado recientemente la contratación de las obras para la señalización horizontal, pintado y repintado de marcas viales en varias carreteras de titularidad autonómica a ejecutar durante los años 2018 y 2019. El presupuesto total de licitación de estas actuaciones supera los cuatro millones de euros para toda la Comunidad, de los que 399.276 se destinarán a carreteras de la provincia de Valladolid.

Se trata de unas obras que, además de necesarias en la conservación de las infraestructuras viarias de la provincia, ayudarán a una mayor seguridad de los conductores que circulen por ellas y a la reducción de la siniestralidad. En las labores de repintado se prestará especial atención a los ejes de las carreteras, dado que es la parte de la señalización horizontal que sufre un mayor desgaste, además de las líneas laterales, las isletas y las señales de stop y ceda el paso.

Las principales carreteras de la red autonómica en Valladolid, a las que en los trabajos mencionados se dedicará una especial atención, son la CL-600 (Simancas-Tudela de Duero), de más de 28 kilómetros; la CL-610 (Valladolid-Peñaranda de Bracamonte), que en sus 96 kilómetros –más de 60 en la provincia de Valladolid- conecta las provincias de Valladolid y Salamanca a través de Medina del Campo; la CL-612, en los aproximadamente 35 kilómetros de su tramo en la provincia (entre Palacios de Campos y Santa Eufemia del Arroyo), y los 11 kilómetros de la CL-621 entre Mayorga y el límite con la provincia de León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos