A juicio por vender monedas antiguas de Marcianópolis en Valladolid

Villas Romanas de Almenara Puras, en Valladolid/El Norte
Villas Romanas de Almenara Puras, en Valladolid / El Norte

Dos hombres son acusados de un delito contra el patrimonio histórico

EFEValladolid

Dos hombres serán juzgados el próximo 21 de febrero como supuestos autores de un delito contra el patrimonio histórico acusados de intentar vender en un museo de Valladolid monedas antiguas, muchas de ellas romanas, que dijeron que procedían de un lugar llamado antiguamente Marcianópolis.

Los hechos por los que se desarrollará la vista oral ocurrieron en mayo de 2014, cuando uno de los acusados, D.Y.I., de 32 años, llegó a España procedente de Bulgaria con «numerosas monedas» -muchas de ellas de origen romano- extraídas de forma clandestina en un yacimiento arqueológico de su país de origen, según las conclusiones provisionales de la Fiscalía.

D.Y.I., que conocía esas circunstancias, tenía intención de vender las monedas, para lo que contaba con el otro encausado, M.I.M., residente en Olmedo (Valladolid) y también estaba al tanto de la procedencia del material.

Según la Fiscalía, M.I.M llamó entonces al Museo de las Villas Romanas de Almenara Puras, ubicado en Valladolid, y se interesó por la valoración de las monedas. Para ello dejó su número de móvil como teléfono de contacto.

El 16 de mayo de 2014 los acusados acudieron al Museo y se entrevistaron con la arqueóloga del centro, a la que ofrecieron en venta unas cuarenta monedas romanas, puntas de flecha y otras piezas pequeñas.

D.Y.I. indicó entonces que procedían de un lugar llamado antiguamente Marcianópolis, en la actualidad Devnya, en Bulgaria, según sostiene el fiscal.

Relató que las había cogido él mismo, que tenía más y que podía remitir fotografías por correo electrónico en el supuesto de que el Museo estuviera interesado en la adquisición.

Tras abandonar el recinto, miembros del Seprona de la Guardia Civil persiguieron a ambos -los agentes ya habían sido alertados de los hechos-, los interceptaron y comprobaron que transportaban envueltas en plásticos 51 monedas romanas, tres monedas protobizantinas, diez monedas bizantinas medievales, y cinco monedas búlgaras medievales valoradas en total en 966 euros.

También llevaban cinco monedas búlgaras y una inglesa contemporáneas, tasadas en 34 euros; varios objetos de bronce de origen romano y medieval, con un valor de 83 euros, y cuatro puntas de flecha de hierro, por un valor de 32 euros.

El fiscal demanda para cada uno de los encausados dos años de prisión y multa de 1.500 euros, además del decomiso de las monedas y efectos aprehendidos, mientras la defensa pide la absolución

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos