A juicio el chófer de una ambulancia accidentada en Rioseco en la que murió un paciente

La ambulancia volcada./H. S.
La ambulancia volcada. / H. S.

El fiscal considera que los hechos constituyen un delito de homicidio por imprudencia grave y le atribuye también tres delitos de lesiones

EL NORTEValladolid

El chófer de una ambulancia accidentada en la que falleció un paciente de 92 años será juzgado mañana en Valladolid, acusado de homicidio por imprudencia grave, al circular a más velocidad de la permitida y adelantar un coche sin respetar la prioridad de paso, tras lo que volcó.

El choque ocurrió sobre las 11:00 horas del 8 de julio de 2016, en una travesía del término municipal de Medina de Rioseco. El encausado, Tarsicio M. F., de 63 años, al llegar al punto kilométrico 253,548 de la N-601 (Adanero- León), supuestamente circulaba a una velocidad de setenta kilómetros por hora, en una zona limitada a cincuenta. No llevaba activados los sistemas luminosos y acústicos de vehículo y comenzó a realizar una maniobra de adelantamiento al turismo que le precedía, sin respetar la prioridad de paso de este turismo.

Tras colisionar por dos veces, el vehículo sanitario se salió por el margen izquierdo y chocó con una señal vertical, una farola del alumbrado público y una construcción de hormigón, para después volcar.

Además del paciente de 91 años que acababa de recoger en Mayorga para trasladarlo al hospital Río Hortega, que resultó muerto, sufrieron lesiones leves la técnico sanitaria que viajaba atrás con él, el hijo del paciente, que ocupaba el asiento delantero del acompañante y el conductor del otro coche, un Ford Mondeo con placas de Zamora.

El fiscal considera que los hechos constituyen un delito de homicidio por imprudencia grave y le atribuye también tres delitos de lesiones. Reclama para el acusado una pena de dos años de prisión y la privación del permiso de conducir durante dos años.

Además, el acusado y la compañía de seguros deberán indemnizar al Ayuntamiento de Medina de Rioseco con 14.134,57 euros por los daños en el mobiliario urbano, según propone el informe de conclusiones provisionales de la Fiscalía que recoge Efe.