El juez toma declaración a los tres vecinos de Delicias investigados tras un altercado con Vox en Valladolid

Detención de la mujer tras el altercado en Delicias./EL NORTE
Detención de la mujer tras el altercado en Delicias. / EL NORTE

El magistrado cita para el día 29 a militantes de la formación de Abascal y a los policías que intervinieron

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, José María Crespo, ha tomado declaración este lunes a las tres personas que fueron detenidas y denunciadas por la Policía Nacional el pasado 23 de marzo, como consecuencia de los incidentes registrados en un acto de Vox en el barrio de Delicias.

El magistrado les ha notificado, en presencia de sus tres abogados, la imputación que se hace en el atestado policial, en el que se les atribuye haber tratado e impedir un acto electoral de la formación de Santiago Abascal y resistirse a la autoridad cuando se les pidió que se identificasen.

Más información

Se trata de un joven y de un matrimonio que se encontraba, éste último, tomando el vermú aquel sábado en una terraza de la plaza del Carmen, y que intentó mediar en una discusión. En este último caso, la pareja resultó con hematomas y lesiones, entre ellas una fractura en el brazo derecho de ella, por las que también han denunciado a las patrullas policiales que intervinieron ese mediodía.

La declaración de los tres se realizó por espacio de 45 minutos, y el juez ha decidido acumular los hechos investigados tanto por la detención como por la denuncia, en las mismas diligencias previas. Resistencia a la autoridad, delito de atentado y otro posible de odio son las tipos penales que se investigarán.

La mujer, que compareció escayolada, ya que ha tenido que ser intervenida el pasado 4 de abril por la rotura de los tres ligamentos del dedo pulgar de la mano derecha, rechazó las acusaciones de resistencia y señaló que «todo fue tan rápido» que enseguida cayó al suelo para ser esposada.

Al parecer, esta mujer, que al igual que su marido son empleados públicos de la Administración General del Estado, se levantaron de la mesa para aconsejar a los jóvenes que no increpasen a los seguidores de Vox por su presencia en las Delicias. También se acercaron a los agentes para pedirles información sobre su presencia, y de inmediato terminaron esposados.

Instantes después, tres patrullas de la Policía Nacional y luego de la Local se presentaron en la plaza y se produjo la detención y el traslado a los calabozos de la Comisaría de la calle Gerona. Con anterioridad, el matrimonio fue conducido al centro de Salud del barrio y los médicos ordenaron su traslado al hospital Río Hortega para una revisión más completa. Pasadas la 19 horas, los tres fueron puestos en libertad.

El tercero de los investigados, L. M. reconoció que se había sentado en un banco próximo a la carpa que instalaron militantes de Vox, y que éstos «estuvieron todo el tiempo grabándole con sus móviles cuando les preguntaba qué por qué habían venido a un barrio de trabajadores».

Rechazó que intentase derribar la carpa, aunque dijo que «solo la tocó en un momento de crispación. Llevaban todo el tiempo increpándome diciendo que quitase el pie del banco 'porque le pagamos todos los españoles'. Han instalado puestos electorales en el barrio los de PP o de Ciudadanos, y no ha pasado nunca nada, y ellos iban lo iban», dijo.

Fuentes de la defensa indicaron que lo sucedido aquel día «no hubiera pasado si los agentes hubieran realizado labores de mediación ante una situación de tensión registrada», una apreciación que coincide con la que en su día realizó el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que consideró «desproporcionada» la actuación y el resultado.

El juez ha citado para el día 29 de abril a militantes de Vox y a los agentes que participaron en el dispositivo policial de aquel sábado. La formación de Abascal no se ha personado en las diligencias.