El juez reconoce el cobro por 30 minutos de descanso a un conductor de Auvasa

Un conductor de Auvasa, en una imagen de archivo. /H. SASTRE
Un conductor de Auvasa, en una imagen de archivo. / H. SASTRE

El magistrado reconoce el pago de 1.840 euros al chófer frente a los 6.539 que reclamaba por 67 días

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

El Juzgado de lo Social número 4 de Valladolid ha reconocido el derecho de un conductor de Autobuses Urbanos de Valladolid (Auvasa) a percibir una compensación económica por los 30 minutos de descanso, que no disfrutó en su jornada laboral de ocho horas, y que debería de haber realizado, durante las rutas efectuadas en cinco años (2011-2016) en el servicio de transporte municipal. Este reconocimiento parcial es consecuencia de la demanda interpuesta en 2018 por un chófer y la letrada de Comisiones Obreras, en la que se reclamaba con carácter retroactivo la aplicación de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León de 2016. A ella le siguieron otras 300 demandas individuales más, en algún caso correspondientes a chóferes ya jubilados, o que se habían marchado de la compañía.

El juez de lo Social reconoce al conductor el derecho a cobrar 1.840 euros frente a los 6.539 que reclamaba por daños al no haber podido disfrutar de 67 días de descanso, que se habrían generado por la media hora de pausa en la jornada.

El magistrado recuerda en su sentencia que el presidente de Auvasa, el concejal Luis Vélez, consultó al interventor general del Ayuntamiento sobre la aplicación de la sentencia del TSJ y este rechazó la ejecución de la misma «porque supondría un incumplimiento de la tasa de reposición» al tener que contratar más conductores.

En la resolución del TSJ, se reconoció la aplicación de una Directiva Europea sobre Seguridad Vial, y del Estatuto de los Trabajadores, sobre los descansos en tiempo de trabajo, cuando la jornada diaria superase la media hora, un tiempo que para Auvasa supondría tener que contratar a más personal, puesto que de lo contrario debería de interrumpir las rutas con los viajeros dentro. Precisamente, esta circunstancia económica fue uno de los frenos que ha tenido el actual Ayuntamiento en la gestión de la compañía, cuyo concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, estimó en unos 2,5 millones de euros el tener que contratar más plantilla para que los conductores pudieran descansar esos 30 minutos.

En abril de 2016, la representación sindical en el Comité de Empresa de Autobuses Urbanos de Valladolid S. A. convocó a la dirección de la empresa municipal para tratar de concretar la aplicación de la sentencia, que fue firme tras el recurso del Tribunal Supremo.

Según explicaron fuentes de Comisiones Obreras, que acumuló unas 120 demandas de conductores, «el fallo era de inmediato cumplimiento, por lo que solo quedaba por concretar el modo». Y precisamente, esa era la cuestión que se ha discernido en los tribunales al no alcanzarse un acuerdo entre el Comité y el Ayuntamiento. Los representantes de los trabajadores entienden que «no toda la plantilla puede descansar a la vez en cada turno los 30 minutos», por lo que una de las opciones que plantearon era hacerlo escalonadamente desde el inicio y hasta el final de la jornada.

Cabe recurso ante el TSJ

En ciudades como Barcelona, el servicio de transporte municipal tiene establecido zonas de parada para el relevo de conductores y este tipo de pausas. «Podrían ser en las cabeceras de las líneas donde este descanso se realizaría», apuntaron desde el Comité de Empresa. El Servicio Jurídico de Auvasa llegó a plantear en el verano del 2017 en el Juzgado de lo Social 4, que ha dictado esta primera sentencia, la acumulación de todas las demandas, circunstancia que fue ya desestimada. Se optó, con el acuerdo de las partes, por esperar este fallo cuyo criterio servirá ahora para el resto de reclamaciones pendientes, y cuyas cantidades son entre 6.000 y 10.000 euros en el caso de abono por ese tiempo, y la no compensación en días de descansos.

Sin embargo, a pesar de que el Juzgado de lo Social número 4 de la capital ha reconocido que el conductor deberá recibir dicha compensación económica, la sentencia no es firme y podrá ser recurrida ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia, lo que supondría un tiempo de demora en su aplicación, si se confirma, de más de seis meses. El Ayuntamiento valorará en los próximos días este fallo y si lo recurre o no.