El juez comunica a tres policías la denuncia contra ellos por los incidentes en una carpa de Vox en Delicias

Imagen del día de los incidentes con la carpa de Vox al fondo. /EL NORTE
Imagen del día de los incidentes con la carpa de Vox al fondo. / EL NORTE

La presidenta provincial del partido de ultraderecha, que se ha ratificado en la denuncia, reclama posibles daños que pudieran corresponderles

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

El magistrado de Instrucción número 1 de Valladolid, José María Crespo, ofreció este lunes a tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que elaboraron el atestado por los incidentes registrados el pasado 23 de marzo en el barrio de Delicias, en los que resultaron tres personas arrestadas durante un acto político convocado por el partido Vox, las acciones que les pudieran corresponder después de que dos de los detenidos, un matrimonio vallisoletano, haya presentado denuncia por las lesiones sufridas durante la detención.

El juez abrió diligencias previas por los posibles delitos de atentado, resistencia a la autoridad y delito de odio, que se acumulan al tipo de posibles lesiones tras la denuncia de dos de los arrestados.

La pareja, empleados en la Administración General del Estado, tuvo que ser asistida en el centro de salud y en el hospital Río Hortega por hematomas y una fractura en un brazo, antes de pasar a los calabozos.

Más información

Tanto los agentes, como los tres militantes de Vox, que fueron citados también para hoy, se ratificaron en el contenido del atestado policial y en la denuncia que interpusieron en la comisaría de la calle Gerona.

Esta comparecencia judicial se realiza después de que el pasado 15 de abril acudieran ante el instructor los tres detenidos, que explicaron al juez su versión de los hechos cuestionando la actuación policial.

Aquel sábado 23, una decena militantes y simpatizantes del partido de Santiago Abascal montaron una carpa en la Plaza del Carmen para informar sobre el programa y las propuestas electorales.

Pasadas las 12 horas, varios vecinos comenzaron a cuestionar su presencia en el barrio, por lo que los militantes de Vox llamaron a la Policía. Dos patrullas se personaron en pocos minutos, y un matrimonio que se encontraba tomando el vermú en una terraza trató de mediar, según su versión, pero fueron detenidos tras un cruce de reproches.

Los agentes esposaron a los tres y tramitaron las diligencias por los posibles delitos de atentado y resistencia a la autoridad. Pero el juez ha ampliado la investigación sobre estos hechos por un presunto delito de odio, con el que se busca determinar si se trató de impedir un acto político, puesto que los simpatizantes de Vox acusaron a uno de los arrestados de intentar derribar la carpa.

Oficio para identificar con nombres

Por otra parte, el magistrado ha admitido una petición de prueba del matrimonio arrestado para que se oficie al Cuerpo Nacional de Policía, con el objetivo de que concrete la identificación de los agentes que intervinieron esa jornada, para luego tomarles declaración, previsiblemente, para el mes de mayo.

El oficio se pedirá a la Policía Municipal de Valladolid, puesto que también al menos otros dos agentes colaboraron en el arresto de la mujer y su marido, después de que sus compañeros de la Nacional les reclamasen apoyo desde la Sala conjunta.

Entre los tres militantes de Vox que acudieron hoy al juzgado está Sofía Muñoz Casares, presidenta de esta formación en Valladolid y candidata a concejal para el Ayuntamiento de la capital en los próximos comicios del 26 de mayo. Muñoz fue quien presentó en su día la denuncia por los incidentes alrededor de la carpa.

Según el atestado remitido al Juzgado, Sofía Muñoz y otros afiliados tenían autorización para realizar el acto político y durante el mismo fueron increpados por uno de los arrestados y otras personas.

La dirigente provincial de Vox ha sido la única persona de las tres que han comparecido que ha expresado su disposición de reclamar una posible indemnización que pudiera corresponderle por los daños morales. Los tres militantes acudieron con el letrado de Vox para personarse.

Por su parte, los agentes investigados, que deberán de comparecer con abogado en la próxima cita judicial para finales de mayo y se mostraron muy sorprendidos cuando se les informó que han sido denunciados, rehusaron inicialmente reclamar nada.