El juez acuerda prisión sin fianza para el sospechoso del asesinato del cocinero vallisoletano en Londres

David Martínez, el joven asesinado, en una fotografía facilitada por la Policía londinense./El Norte
David Martínez, el joven asesinado, en una fotografía facilitada por la Policía londinense. / El Norte

El acusado, de 18 años, volverá a comparecer en mayo para concretar si se declara culpable o inocente de cara al juicio previsto en agosto

J. SANZ

El tribunal encargado de investigar el crimen del cocinero de Huerta del Rey que murió a cuchilladas en Londres hace una semana confirmó el pasado martes los cargos contra el sospechoso, al que la propia Scotland Yard detuvo en calidad de (presunto) autor material de los hechos, y acordó su ingreso en prisión sin fianza a la espera de juicio, según recogieron ayer distintos medios ingleses. El investigado por los delitos de asesinato y posesión de arma criminal es un joven de 18 años, Carlos Rueda Vélez, que residía en la misma calle, y todo apunta a que en el mismo domicilio, en la que vivía y murió David Martínez. La víctima tenía 26 años, nació en Colombia y emigró de niño junto a su madre y dos hermanos a la capital vallisoletana –tenía la nacionalidad española–, donde residía hasta que viajó a Londres unas semanas antes de perder la vida para trabajar como cocinero en un restaurante de la ciudad.

Noticias relacionadas

David Martínez vivía desde entonces en una habitación alquilada en la calle North Birkbeck Road, en el barrio de Leyton, al este de la ciudad, y tenía intención de mudarse a finales de la misma semana en la que murió por el temor que tenía, y así se lo transmitió a sus familiares, al hijo de la casera. El joven, al parecer, le había amenazado por un asunto de celos. El caso es que el cocinero de Valladolid recibió a media tarde del miércoles, 6 de marzo, media docena de cuchilladas en su domicilio y murió unos metros más adelante del portal, ya en la calle, donde le encontró desangrándose un ­vecino.

El sospechoso, de tan solo 18 años, fue identificado y detenido apenas 24 horas después del crimen y los propios agentes le imputaron por asesinato antes de que pasará a disposición judicial. El joven compareció el martes ante el tribunal y este decidió mantenerle en prisión sin fianza y fijó una nueva vista para el 28 de mayo, en la que el acusado tendrá la oportunidad de declararse culpable o inocente. El ­juicio está señalado ya para el 19 de ­agosto.

Temas

Londres