El joven que arrancó a otro media oreja de un mordisco se conforma con una pena de año y medio

Palacio de la Audiencia de Valladolid. /Rodrigo Jiménez
Palacio de la Audiencia de Valladolid. / Rodrigo Jiménez

Las partes llegaron a un acuerdo y el acusado indemnizará a la víctima con unos 5.000 euros, de forma que el jucio no se celebró en la Audiencia

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

El joven Diego G. G. no tuvo que sentarse esta mañana en el banquillo de la Audiencia de Valladolid, al asumir su culpa y reconocer que fue él el autor del mordisco que cercenó parte de la oreja de Mario A. A. durante una pelea ocurrida en torno a las 5:30 de la madrugada del 9 de julio de 2017 en la calle Costanilla de la localidad de Tordehumos, a la salida de una peña. El acusado ha aceptado un acuerdo con las acusaciones por el que cumplirá un año y medio de prisión y afrontará una indemnización para el perjudicado por la secuelas de algo más de 5.000 euros, según informaron ayer fuentes judiciales.

Aunque el fiscal había solicitado que se le impusiera, por un delito de lesiones, tres años y seis meses de prisión, finalmente se ha contemplado la circunstancia atenuante de reparación del daño para reducir la petición inicial. Durante la pelea, Mario A. A. sufrió la amputación del lóbulo de la oreja derecha y contusión malar por la que tuvo que ser sometido a tratamiento quirúrgico. El lesionado tardó quince días en curar y sufre secuelas que le han supuesto un perjuicio estético.

La sentencia de la Audiencia recogerá este acuerdo en breve y dicha conformidad supone que no puede ser recurrida.

 

Fotos

Vídeos