Investigan a una abogada vallisoletana por estafar a clientes de avanzada edad

Investigan a una abogada vallisoletana por estafar a clientes de avanzada edad

La cantidad que habría podido estafar supera los 58.000 euros

El Norte
EL NORTEValladolid

La Guardia Civil en La Rioja investiga a una abogada de 52 años, natural de Valladolid y que ejerce su profesión en Logroño, como presunta autora de dos delitos de estafa cometidos contra dos de sus clientes de avanzada edad, a los que pudo estafar más de 58.000 euros, informa Efe.

Las actuaciones continúan abiertas y los investigadores no descartan que en los próximos días se conozcan nuevas víctimas, ha detallado este viernes, en una nota, la Guardia Civil.

La operación, denominada 'Apoderamiento', se inició el pasado marzo, cuando la Guardia Civil de La Rioja recibió un requerimiento del Juzgado de Instrucción número 1 de Logroño para que abriera diligencias para el esclarecimiento de una denuncia de estafa presentada por familiares de una víctima.

Los investigadores, en sus primeras actuaciones, constataron que la víctima de estafa era un hombre de 84 años, quien había contratado los servicios de una abogada para que le realizara la declaración de la renta.

Al finalizar este cometido, la abogada convenció a su cliente para seguir asesorándolo en otros asuntos y le requirió, para ello, la entrega de 5.000 euros en concepto de honorarios y provisión de fondos; además de la transferencia de 15.000 euros, realizada a una cuenta abierta ex profeso en un sucursal de Logroño.

La abogada figuraba en esa cuenta como autorizada y disponente del dinero, lo que le sirvió para, días después de su apertura, realizar un total de once extracciones en cajeros automáticos por valor de 14.990 euros.

También logró que la víctima le firmara ante notario, mediante el abuso de confianza, un apoderamiento preventivo para controlar todos sus bienes, muebles e inmuebles, que después fue revocado por la familia de la víctima.

La presunta autora de los hechos ha sido detenida y puesta a disposición de la autoridad judicial y, ante las sospechas de que pueda haber más víctimas, los investigadores requieren de la colaboración ciudadana.

Por ello, se solicita a las personas que consideren haber podido ser víctimas de estos hechos u otros de similares características que se pongan en contacto con la Guardia Civil en Logroño.