El Río Hortega de Valladolid cumple diez años como «ejemplo» de hospital y de integración con Primaria

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, asiste al acto de celebración del X aniversario del del Hospital Universitario Río Hortega junto al exconsejero Francisco Javier Álvarfez Guisasola y el gerente del centro José Miguel García Vega. /Henar Sastre
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, asiste al acto de celebración del X aniversario del del Hospital Universitario Río Hortega junto al exconsejero Francisco Javier Álvarfez Guisasola y el gerente del centro José Miguel García Vega. / Henar Sastre

El centro ha registrado más de cuatro millones de consultas, incremento de personal y servicios y como reto la adaptación tecnológica continua

El Norte
EL NORTEValladolid

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha situado al Hospital Universitario Río Hortega (HURH) de Valladolid como «ejemplo» de centro hospitalario y de integración con la Atención Primaria que se pretende para Castilla y León.

Sáez Aguado se ha expresado así en declaraciones a los medios junto al gerente del Hospital, José Miguel García Vela, minutos antes de participar en un acto de celebración del décimo aniversario de este centro hospitalario, al que se ha invitado a los trabajadores y en el que también ha estado el anterior consejero del ramo y con el que se inauguró, Francisco Javier Álvarez Guisasola, entre otros.

En este contexto, el consejero ha destacado los diez años de crecimiento en todos los aspectos y mejora del hospital así como la prestación de un servicio «importantísimo» con «elevados» niveles de calidad.

Entre los datos destacan los más de cuatro millones de consultas que se han celebrado, 1,5 millones de urgencias, 21.000 nacimientos o los casi 2.500 trabajadores para dar servicio a una población que supera las 262.000 tarjetas sanitarias. «También ha crecido en prestaciones y servicios, se hacen más cosas», ha añadido.

En concreto, según ha apuntado el consejero, los ciudadanos a los que atiende el centro hospitalario han acudido de media 16 veces a consultas hospitalarias o seis a urgencias a lo largo de estos diez años, por lo que se configura como «elemento fundamental» dentro de la ciudad y la provincia, aunque atienda también a pacientes de otras provincias y comunidades autónomas.

El titular castellanoleonés de Sanidad ha asegurado que el modelo y ejemplo del Río Hortega es el que se quiere para la Comunidad y ha apuntado que el centro ha tenido la «fortuna» de contar con unas infraestructuras «ejemplares», con cada vez más recursos y una renovación tecnológica «muy importante» para dar un servicio «fundamental», recoge Europa Press.

A este respecto, también ha apuntado la importancia de la relación que el centro hospitalario ha mantenido con la Atención Primaria, como ejemplo de «integración» que también se quiere extender a toda Castilla y León, la cual ha «avanzado» pero en la que hay que continuar trabajando.

A este respecto, el gerente del HURH ha recalcado la importancia de trabajar para cubrir las necesidades de las personas «entre todos» y de forma «integrada», independientemente de quien atienda a los pacientes, ya sea médico de Atención Primaria, una enfermera, un médico del hospital o los servicios sociales, algo que considera «clave» incluso más que las tecnologías.

Por otro lado, García Vela ha marcado como reto la necesidad de estar preparados para los cambios tecnológicos, dado que las organizaciones que mejor estén serán las que estén «a la cabeza», algo que se quiere hacer para llegar a la excelencia y seguir modificando sus actuaciones en función de unos cambios que se producen «muy rápido».

Más pacientes, recursos y servicios

A lo largo de estos diez años la población adscrita al hospital ha crecido al pasar de las 245.188 tarjetas sanitarias que cubría el centro en 2009 a las 262.276 actuales, además de las atenciones de pacientes de fuera, en ocasiones debido a los servicios de referencia con los que cuenta.

También ante el incremento de población que atiende se han ampliado los recursos asistenciales disponibles en el centro y se ha pasado de las 530 camas instaladas en la apertura a las 606 operativas actualmente (193 de ellas situadas en habitaciones de uso individual); se ha aumentado el número de quirófanos, de diez a 17; el de paritorios, pasando de dos a seis; los puestos tanto en el Servicio de Hemodiálisis (de 10 a 19), como en el Hospital de Día (de 21 a 74); y los los locales disponibles para las consultas de 78 a 125.

De la misma forma, se ha aumentado el número de profesionales del hospital y se ha pasado de 2.335 trabajadores cuando se abrió a las 2.482 personas en plantilla en la actualidad, de los que 1.750 son profesionales sanitarios, 721 no sanitarios y once ocupan puestos de gestión.

En este tiempo el HURH se ha adaptado a las nuevas técnicas y necesidades y se ha invertido en equipamiento tecnológico que ha permitido en 2019 disponga de diez ecógrafos y dos mamógrafos más que cuando se inauguró (se ha pasado de 17 a 27 y de uno a tres, respectivamente), ha aumentado el número de resonancias nucleares magnéticas (de una a dos), se ha adquirido un densitómetro óseo y se han incrementado los arcos radioquirúrgicos, que han pasado de tres a ocho. Además, cuenta con un nuevo TAC de altas prestaciones y un robot Da Vinci para intervenciones quirúrgicas de precisión, entre otras adquisiciones y mejoras.

El Río Hortega ha acogido 4.109.491 consultas externas, 218.637 tratamientos en el Hospital de Día y en el mismo se han atendido 20.925 partos, registrado 1.576.950 estancias hospitalarias y se han llevado a cabo 111.947.927 técnicas diagnósticas.

En diez años se han atendido 1.576.950 urgencias y llevado a cabo 238.806 procedimientos quirúrgicos, de los cuales 115.271 fueron programados, 20.675 se llevaron a cabo de manera urgente y 102.860 se realizaron fuera de quirófano.

Más docencia

Por otro lado, como hospital universitario, ha aumentado las unidades docentes del centro y ha incluido las de algunas especialidades como anatomía patológica o enfermería pediátrica y de trabajo, entre otras. Se ha alcanzado 29 de estas unidades en las que se han formado 435 residentes en este tiempo.

Además, el centro hospitalario ha incluido también nuevos servicios como la realización de trasplantes combinados de hígado y riñón (desde 2014), la ampliación de las patologías de referencia que se buscan e identifican dentro del 'Programa de cribado de matabolopatías congénitas' que se desarrolla en Pediatría o las nuevas técnicas asistenciales como la biopsia prostática de fusión, la ablación por radiofrecuencia del esófago de Barret o la cirugía oncológica peritoneal con hipertermia.

Asimismo, en esta década se ha puesto en marcha la cirugía robótica en el centro y se ha utilizado ya en los servicios de Urología, Cirugía General y Ginecología; se ha creado una consulta de enfermería para atender a los pacientes ostomizados, se ha desarrollado el servicio de Reproducción Humana Asistida y se ha mejorado el servicio de rehabilitación cardíaca. También se ha creado una unidad especializada en el abordaje de los casos de asma de control difícil y una unidad del dolor -gracias a la alianza con el Hospital Clínico Universitario de Valladolid-, tratándose en ambas tanto a pacientes adultos como infantiles.

El HURH cuenta, asimismo, con nuevos servicios de referencia autonómica como el de endoscopia digestiva terapéutica avanzada, la prueba del 'Test de ADN fetal en sangre materna' o el Banco de Leche Materna, que se creó en 2015 con la colaboración del Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León.

El Hospital ha participado también en estudios nacionales, como el de monitorización para la implantación del dispositivo stent esofágico biodegradable- junto con el Complejo Asistencial de León-; y ha puesto en marcha proyectos como la Unidad de Diagnóstico Rápido (UDR) o la Unidad de Continuidad Asistencial (UCA).

En esta década se ha trabajado también para que las instalaciones sean respetuosas con el medio ambiente y se han instalado paneles solares y se cuenta con varios coches eléctricos que se utilizan como parte de la infraestructura de atención a domicilio del Servicio de Psiquiatría. Además, el centro forma parte del Proyecto 'Life Smart hospital', dentro del que se han puesto en marcha múltiples acciones de ahorro energético y de agua y de gestión responsable de residuos.