García Tejerina ve solo dos opciones, el «valor seguro» de Casado o Sánchez

La candidata del PP al Congreso por Valladolid Isabel García Tejerina presenta el programa y la campaña electoral de su partido./Ical
La candidata del PP al Congreso por Valladolid Isabel García Tejerina presenta el programa y la campaña electoral de su partido. / Ical

Presenta un contrato «con los españoles» que rechaza la prohibición de los vehículos diésel y apuesta por eliminar los obstáculos a la natalidad para frenar la despoblación

El Norte
EL NORTEValladolid

La cabeza de lista del PP al Congreso de los Diputados por Valladolid, Isabel García Tejerina, aseguró hoy que en las elecciones generales del 28 de abril los españoles deben decidir entre el candidato de su partido, Pablo Casado, que representa el «valor seguro», o Pedro Sánchez, sobre quien advirtió ya ha mostrado la posibilidad de que sean indultados los dirigentes independentistas que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo.

García Tejerina, vicesecretaria de Sectorial del PP, compareció este jueves en Valladolid, horas antes de que arranque de forma oficial la campaña electoral, para presentar el programa de su partido, que aseguró es con sus 500 medidas un «contrato con los españoles», y no con los independentistas, como a su juicio hace el PSOE y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En ese sentido, la candidata 'popular', que compareció acompañada de la «familia» del PP, integrantes de las listas del 28 de abril, avanzó que la campaña de la formación buscará «hablar y escuchar» a los vallisoletanos por lo que «bajarán» a las «calles» y «plazas» para mantener un «encuentro permanente» con los ciudadanos y mirarles «cara a cara». Además, aseguró que recurrirán también a las redes sociales para llegar a la sociedad de una forma «capilar».

El primero de los actos importantes tendrá lugar este sábado en la plaza de San Pablo de Valladolid, donde contarán con el presidente del PP y candidato, Pablo Casado, así como con el presidente del PPCyL, que aspira a Presidir la Junta, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente provincial del PP, Jesús Julio Carnero, y la candidata a la Alcaldía de la ciudad, Pilar del Olmo.

Asimismo, García Tejerina defendió que la historia de España dice que el PP es el partido del empleo, del campo, del medio rural y también de las personas. Por ello, aseguró que el programa electoral de los 'populares' es un contrato con los españoles, no para satisfacer los «caprichos» de Quim Torra, para hacer «la mejor España» y recalcó que no se transforma un país, no se mejora la vida de los ciudadanos, sin tener las «ideas claras» y añadió que no se gobierna tampoco sin propuestas para cada una de las políticas.

Por tanto, la candidata planteó una revolución fiscal que reduzca los impuestos de forma importante, ya que defendió que el dinero donde mejor está es en los bolsillos de los ciudadanos, y fomentar el empleo, frente a la España del paro que aseguró dejaron los socialistas. Además, advirtió que los organismos internacionales están advirtiendo al país que las cosas no van bien ante la desaceleración económica.

Sobre los 'viernes sociales', la candidata 'popular' insistió en que los socialistas pretenden aplicar una subida de impuestos, aunque no lo digan en campaña, y señaló que se están gastando lo que no se puede «permitir» el país y que recordó lo abocará a la «España de Zapatero» y el desempleo.

Igualmente, criticó que se prohíban los vehículos diésel, algo que recordó es «imposible» de acuerdo al derecho comunitario. Por ello, abogó por fomentar la renovación del parque automovilístico y ayudar a la industria del automóvil y criticó el daño que las políticas del Gobierno socialista están provocando a este sector y a los trabajadores dependientes, tanto en el ámbito de la fabricación, como de los componentes.

De la misma forma expresó la necesidad de garantizar la tranquilidad a las personas mayores sobre el futuro de las pensiones, así como con una atención adecuada mediante el sistema de la dependencia, por lo que su partido pretende reducir la lista de espera. También planteó una estrategia contra la soledad y el fomento del envejecimiento activo.

Financiación y población

Por otra parte, Isabel García Tejerina defendió el modelo autonómico y propuso una nueva financiación que no sea la aprobada por José Luis Rodríguez Zapatero para satisfacer a Artur Mas o la de Pedro Sánchez para Torra. Recalcó que territorios con la población envejecida y dispersa necesitan más fondos para costear los servicios públicos esenciales.

Precisamente, señaló que para hacer frente a la despoblación, defendió la eliminación de trabas a la natalidad y ayudas para fomentar que los españoles tengan más hijos en un país, recordó, con una de las esperanzas de vida más altas del mundo. Todo lo demás, aseguró, supondrá seguir «cultivando» el «problema» del reto demográfico.

Además, comprometió la digitalización de todo el medio rural, frente al «recorte» de la ministra de Economía, Nadia Calviño, que aseguró dejará aislado a numerosos núcleos de población, informa Ical.

También García Tejerina defendió la cohesión territorial y la solidaridad entre comunidades, puesto que eso supone la solidaridad entre ciudadanos. «España, nación de ciudadanos libres e iguales», recalcó son los valores del PP, que apuesta -dijo- por una administración «eficiente», no más grande de lo necesario, un estado de derecho y un país seguro, con liderazgo internacional, también en el Mediterráneo, así como con vocación europeísta, que defienda los intereses de los españoles, como el futuro de la Política Agraria Común (PAC).

Por último, la candidata 'popular' advirtió a los españoles de que con su voto decidirán quien gobierna, pero también cómo va ir España, puesto que aseguró que tras 40 años de democracia los ciudadanos ya saben que cuando las cosas funcionan, a la gente le «va bien».