La Fundación Delibes negocia la compra de Villa Julia como casa museo del escritor

Fachada de Villa Julia, en la céntrica calle Zúñiga. /Rodrigo Jiménez
Fachada de Villa Julia, en la céntrica calle Zúñiga. / Rodrigo Jiménez

La edil Ana Redondo considera que sería un gran regalo para celebrar el centenario del nacimiento del novelista en 2020

J. A.

La idea ya se planteó en febrero y el pasado jueves se celebró una nueva reunión para avanzar en el proyecto. Los patronos de honor de la Fundación Miguel Delibes –Junta de Castilla y León, Ayuntamiento de Valladolid y Diputación– negocian con el propietario de Villa Julia, un coqueto edificio de la primera mitad del siglo XX situado en la céntrica calle Zúñiga, la compra del inmueble para ubicar en él una casa museo dedicada al escritor.

La concejala de Cultura, Ana Redondo, confirmó el acuerdo de las tres instituciones para adquirir este edificio, ahora en avanzado estado de deterioro, y afrontar su reforma para poner en valor la figura del novelista. Sin embargo, acotó que, de momento, solo hay conversaciones con el dueño, un empresario dedicado al mundo de la publicidad.

«La compra es complicada desde el punto de vista jurídico y en eso es en lo que se está trabajando, ahora está todo en el aire», reconoce la edil, quien evitó desvelar el precio que se pide. En principio, serían las tres administraciones las que aportarían el dinero para afrontar la compra y llevar a cabo las obras de rehabilitación y la adecuación como sede de la fundación.

Redondo considera que el proyecto sería un gran regalo para conmemorar, en 2020, el centenario del nacimiento de uno de los vecinos más ilustres de Valladolid. «El objetivo es engrandecer su figura con un espacio acorde a Miguel Delibes en la ciudad», añadió.

Ahora, la entidad se aloja en la Casa Revilla, sede de la Fundación Municipal de Cultura. Esta circunstancia impide desplegar todo el patrimonio literario y vital de Delibes, desde los manuscritos de sus obras a sus colecciones personales, pasando por la filmografía o la bibliografía basada en su trabajo.

La construcción de Villa Julia data de 1946, consta de cuatro plantas, un semisótano y un patio de entrada. Su fachada se encuentra protegida. Fue en 2012 cuando el Consistorio eliminó del PGOU la obligación de destinar el 50% del inmueble a vivienda y se permitió el uso terciario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos