El fiscal rebaja de 8 a 6 años la pena para el acusado de tráfico drogas que permaneció huido

El acusado, durante el juicio./J. S.
El acusado, durante el juicio. / J. S.

Mario D. C. se sienta en el banquillo de la Audiencia de Valladolid después de varios años en busca y captura

El Norte
EL NORTEValladolid

El fiscal ha rebajado hoy su petición inicial de pena, de ocho a seis años, para Mario D.C., de 45 años, al que acusa de un delito de tráfico drogas y que ha sido juzgado hoy en la Audiencia Provincial de Valladolid tras permanecer varios años en busca y captura, hasta que fue detenido en Valencia.

Los hechos por los que se ha desarrollado la vista oral ocurrieron el 11 de diciembre de 2008, cuando Mario D.C. supuestamente entregó a otro hombre -ya juzgado por la misma causa- 69,64 gramos netos de cocaína con una riqueza del 96% que hubiera alcanzado en el mercado clandestino un valor de unos 8.678,43 euros.

El encausado no acudió al juicio junto al otro procesado cuando estaba señalado, por lo que fue puesto en busca y captura, hasta que fue arrestado recientemente en Valencia por otra orden de detención que tenía pendiente, han explicado a Efe fuentes próximas al caso.

El acusado, alias 'el cebolla', ha negado durante el juicio que hubiera entregado droga a R.C.G.S.F., al que según ha dicho conocía por que él se dedicaba a la venta de coches, «no» a vender estupefacientes.

«Nunca, jamás«, ha respondido Mario D.C. cuando el fiscal le ha preguntado si había entregado cocaína al otro hombre que ya fue juzgado.

El procesado, al explicar su versión sobre los hechos, ha dicho que se encontró con R.C.G.S.F. cuando salía de una carnicería donde había comprado un lechazo y se disponía a viajar hacia Alicante, donde residía su hermana, y le llevó en su coche hasta la puerta de su casa.

Posteriormente le paró la Policía y registró su coche, donde los agentes encontraron setecientos euros, una cantidad que según el encausado le había dado su madre para que se la entregara a su hermana, a la que ayudaba la familia por que no tenía trabajo.

El policía nacional que instruyó las diligencias sobre el caso ha manifestado en su declaración hoy como testigo que emprendieron esta operación a raíz de otra, mediante la que los agentes descubrieron que R.C.G.S.F. compraba droga a otra persona apodada 'el cebolla', tras lo que averiguaron la identidad del hoy acusado.

Ha dicho que observaron dos días cómo el encausado y el otro procesado que ya fue juzgado daban una vuelta a la manzana en el coche de Mario D.C. y después R.C.G.S.F. subía a su casa.

La segunda vez que vieron esta forma de actuar registraron la vivienda del hombre ya sentenciado y hallaron cocaína, en un envoltorio que puede coincidir con la bolsa que bajó del coche de Mario D.C., al lado de varios discos compactos, con los que también el morador del domicilio se había bajado del turismo del hoy acusado.

Otro de los policías que ha comparecido como testigo ha manifestado sobre el dinero que hallaron en una prenda de abrigo del acusado que en el momento en que interceptaron a Mario D.C. estaba «muy nervioso», y dijo que le habían dejado esa cantidad, una versión que ha calificado de «bastante incongruente». El fiscal ha rebajado su petición inicial de pena, de ocho a seis años de prisión, mientras la defensa ha sostenido la reclamación de absolución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos