Un pavo real en la alfombra de la patrona

Detalle de la preparación de la alfombra para la patrona y motivos decorativos del tapiz,/N. Luengo
Detalle de la preparación de la alfombra para la patrona y motivos decorativos del tapiz, / N. Luengo

José Antonio González Gerbolés y los alfombristas de Ponteareas montan un tapiz mixto de pétalos y arenillas dedicado a la Virgen

N. LUENGOValladolid

En 2020 se cumplirá el 90 aniversario de la presencia de los pavos reales en el Campo Grande de la ciudad. Una efeméride que no se ha querido dejar pasar por alto y que quedará reflejada en la alfombra ornamental que Valladolid dedicará a su patrona en su día grande. Una vez más, el artista José Antonio González Gerbolés es el encargado de conducir los trabajos de diseño y montaje de este gran tapiz que tendrá 65 metros lineales. Lleva desde el pasado mes de julio trabajando con ahínco y de forma desinteresada en este ilusionante proyecto. «Todo sea por la Virgen», dice mientras se emociona. «Esta alfombra es una buena oportunidad para ofrecerle algo a nuestra patrona, que siempre tanto nos da», añade este artista, que es además Caballero de la Corte de Honor de la Santísima Virgen desde 2016.

Tiene un ejército de voluntarios que le siguen de forma incondicional allá donde va a confeccionar alfombras, muchos de ellos de Viana, su pueblo natal, y de Castrodeza, el pueblo donde vive y de donde es alcalde. Pero también de Valladolid, Villanubla y otros puntos de la provincia. Este año, a sus filas se sumarán también catorce miembros de la Asociación de Alfombristas Do Corpus Christi de Ponteareas (Pontevedra) que, apoyados por su Ayuntamiento, han llegado a Valladolid para colaborar en la elaboración del gran tapiz. Ellos serán los encargados de realizar los diez metros centrales, en los que aparecerá la imagen de gran pavo real que se realizará con pétalos de hortensias. «Estamos muy agradecidos por su visita, su buena disposición y su ayuda. Esperamos pronto devolverles nosotros la visita a ellos, para que alguna de sus alfombras lleve también el sello de Valladolid», remarca González Gerbolés.

El artista, González Gerbolés
El artista, González Gerbolés / N. Luengo

La paleta cromática de esta alfombra incluirá nueve colores, entre los cuales destacarán el azul y al violeta. Para conseguirlo, una hormigonera ha estado funcionando a pleno rendimiento en la localidad de Castrodeza, tiñendo un total de 3.800 kilos de marmolina. Las dos cabeceras de la alfombra estarán presididas por dos grandes escudos de la ciudad y la dedicatoria 'Valladolid a su patrona'. A lo largo de la alfombra habrá grandes medallones de 2,5 metros, ornamentados con margaritas, tulipanes y crucetas. Al parecer, este gran manto floral servirá también para reivindicar la candidatura de Valladolid para albergar el VIII Encuentro Nacional de Jóvenes de Hermandades y Cofradías (JOHC), que se celebrará en 2020. «Será una alfombra espectacular, con la novedad de que este año será mixta, con pétalos y arenillas. A todo el mundo le gustará», remarca el artista, quien empezó a plantear la alfombra en la Plaza Mayor a las 2:00 horas de la pasada madrugada.