Gloria Gaynor celebra sus 70 años con una cena en Valladolid previa a su concierto de este domingo

La cantante Gloria Gaynor, en la celebración de su cumpleaños, este sábado por la tarde en un restaurante de Valladolid. /@GLORIAGAYNOR
La cantante Gloria Gaynor, en la celebración de su cumpleaños, este sábado por la tarde en un restaurante de Valladolid. / @GLORIAGAYNOR

La diva de la música disco actuará el día 8 de septiembre, a las 23:00 horas, en la Plaza Mayor dentro de las fiestas de la Virgen de San Lorenzo

EL NORTEValladolid

La cantante estadounidense Gloria Gaynor, que este domingo 8 de septiembre actúa en la Plaza Mayor de Valladolid (a las 23:00 horas y en un concierto de entrada gratuita) ya está en la capital del Pisuerga, donde ha celebrado su 70 cumpleaños con una cena, rodeada por su equipo y el alcalde de la ciudad, Óscar Puente. En el transcurso de la cena la artista, que posó con unas enormes gafas rosas con la leyenda 'Birthday Princess' (Princesa de cumpleaños), recibió como regalo un retrato realizado por la vallisoletana Laura Serrano. La cantante no dudó en calificarlo en sus redes sociales como «el retrato más bonito que me han regalado nunca».

Es prácticamente imposible salir una noche de fiesta y no escuchar, cantar, ni bailar el 'I Will Survive' de Gloria Gaynor (Nueva Jersey, 1949). La cantante se convirtió en la reina de la música disco con un tema sobre el empoderamiento femenino que todavía hoy resuena con la misma fuerza con la que lo hacía hace más de 40 años. La estrella norteamericana interpretará este y otros de sus éxitos, como 'I never can say goodbye' o 'I am what I am', este domingo en la Plaza Mayor, precisamente un día después de cumplir sus 70 añazos.

Antes de ser la mítica estrella que es ahora, comenzó su carrera en los años 60 con la banda de soul 'Satisfiers', cuando todavía se la conocía como Gloria Fowles. Más adelante, decidió continuar en solitario junto al productor musical Meco Monardo y lanzar el primero de su triunvirato de éxitos 'I never can say goodbye'. La canción se convirtió inmediatamente en un éxito de las pistas de baile, que sonó en todas las emisoras y salas de Estados Unidos y Europa.

Pero no fue hasta 1978 cuando Gaynor se convirtió en la gran diva de la industria musical. Dentro de su álbum 'Love tracks' se encontraba la canción que la llevaría al estrellato y le haría ganar el único Grammy dedicado a la música disco: 'I will survive'. La canción fue entonces enormemente innovadora al contar desde la perspectiva de la mujer el fin de una relación, quien finalmente encuentra la fuerza para alejarse del hombre y poder vivir como ella quiere, lo que la convirtió en un himno del empoderamiento femenino: «¿No eras tú quien intentó herirme diciendome adiós? / ¿Crees que me derrumbaría, que me tumbaría y moriría?/ ¡No! Yo sobreviviré».

A principios de los años 80, adoptó con fuerza el cristianismo y publicó un nuevo album, 'Gloria Gaynor', más cercano al R&B y el pop y en el que revisiona 'I will survive' para volverla más cercana a su fe: «Tú puedes proclamar que sobrevivirás, pero si no te aferras a algo poderoso es posible que no lo logres. Quería mostrarle a la gente que mi fuerza proviene de Jesucristo», explicaba en una entrevista.

Durante esa misma época, en el año 1984 lanzará el 'single' 'I am what I am', canción originalmente compuesta por Jerry Herman, quien era gay, para el musical 'La jaula de las locas'. Tras el éxito de 'I am what I am', Gaynor se convertiría, al igual que la canción, en un icono del colectivo LGTB y de la defensa de sus derechos: «Yo soy lo que soy / y lo que soy no necesita excusas. / Yo manejo mi propia baraja, a veces con ases, a veces con reyes. / Solo existe una vida y no hay devolución ni depósito. / Solo una vida así que es hora de abrir tu armario».

Lo cierto es que a partir de este momento, su carrera musical se basará en explotar el éxito de sus tres grandes temas, a pesar de tener 15 álbumes y, sobre todo, de 'I will survive', que interpretará en prácticamente todas sus apariciones televisivas y por el que es mayoritariamente conocida.

La canción se encuentra ya dentro del ideario popular como un himno más que como una excusa para quemar la pista de baile. El colectivo LGTB la convirtió en el estandarte de su lucha, mensaje de resistencia frente a una sociedad que no les permite ser como quieren. Aunque la propia Gaynor ha rechazado que se asocie con un único grupo de gente: «No sería justo que solo se atribuya a un solo colectivo», declaró en 2014. La cantante, además, recopiló varias experiencias y declaraciones de cómo la canción ha influido en la vida de sus fans en su libro 'We will survive', publicado en 2013.

Y es que, incluso para la propia Gaynor, la canción fue un acto de supervivencia, ya que en esos momentos su madre y su hermana murieron y ella se estaba recuperando de una caída del escenario que le afectó a su movilidad.

Gaynor ha sacado a la luz su último trabajo este mismo año, 'Testimony', un disco de música gospel en donde canaliza su religiosidad.