Ana Gallego, pregonera: «Vamos a referirnos a la ciudad como un patio donde todos los juegos tienen sus normas»

Ana Isabel Gallego y Ángel Sánchez, miembros de Teloncillo Teatro./Henar Sastre
Ana Isabel Gallego y Ángel Sánchez, miembros de Teloncillo Teatro. / Henar Sastre

La compañía vallisoletana Teatro Teloncillo pregona las fiestas de la Virgen de San Lorenzo 2019

Álvaro Gómez
ÁLVARO GÓMEZValladolid

Pronunciar el pregón de las fiestas de Valladolid les carga de responsabilidad y con ello afloran los nervios, pero están más que acostumbrados a esta situación por su profesión. Ana Gallego, quien hoy saldrá al balcón del Ayuntamiento para dirigirse a todos los vallisoletanos junto a su compañero Ángel Sánchez, de la agrupación teatral Teloncillo, confiesa que «estamos muy nerviosos porque la gente por la calle nos carga de responsabilidad con muchas expectativas diferentes y queremos cumplir la mayoría».

-¿Cómo se siente a pocas horas de pronunciar el pregón inaugural?

-Con mucha emoción, es muy emotivo estar en el balcón abriendo las fiestas de tu ciudad para representar un papel que no es el habitual. Estamos acostumbrados a la poca visibilidad del teatro, más aún del teatro para niños. Vamos a intentar disfrutar y que la gente que nos acompañe nos ayude para que todos lo pasemos bien.

-¿Cómo será el discurso?

-Va a haber muchos agradecimientos, primero al Desván del Teatro Calderón, que ya vamos por la séptima temporada realizando coproducciones y haciendo representaciones para la primera infancia. También agradecimientos por el libro que nos publicó el Ayuntamiento y la exposición de los 50 años de Teloncillo el año pasado. Nos sentimos bastante apoyados y profetas en nuestra tierra. Habrá reivindicaciones sobre el papel de la infancia en la ciudad, ya que aquí se hacen muchas actividades y mucha labor para favorecer la infancia. Nos acordaremos de los niños desfavorecidos, de la importancia del acceso a una buena educación pública, gratuita y de nivel. Vamos a referirnos a la ciudad como un patio donde todos los juegos tienen sus normas, que debemos cumplir. Este gran patio que es la ciudad, y más en las ferias, tiene que estar libre de manadas y de gente que distorsione las fiestas y las pervierta.

-En este tipo de actos siempre hay referencias a la ciudadanía, pero los niños quedan un poco relegados.

-Yo creo que a los niños se les minusvalora en general. Se enteran de todo e imitan las acciones de los adultos que los rodean. Para la formación de ciudadanos, si no se hace desde la más tierna infancia, se pierde bastante socialmente. Nosotros tenemos que reivindicar la importancia del papel de estos niños, no como futuros ciudadanos, sino como presentes ciudadanos.

-Teloncillo comenzó durante la dictadura de manera casi clandestina. Ha sido parte importante de la historia de la ciudad y ahora se convierte en protagonista de las fiestas.

-La compañía tiene 50 años de recorrido y ahora para el pregón y la publicación del libro hemos echado mano de la historia. En sus inicios fueron agentes y protagonistas de una parte importante de la historia de la ciudad durante la dictadura y la Transición. Lo vivieron a través del teatro, a través del arte. Con el reconocimiento de los barrios donde les dejaron ensayar y con el apoyo de curas muy progresistas que les ayudaron a acercar el teatro a los barrios. Nosotros somos los herederos de ese interés y el contacto con las corrientes renovadoras de la pedagogía. Que ahora estemos en el balcón gente que nos dirigimos en exclusiva a los más pequeños es para estar contentos y muy satisfechos.