El espectáculo está ahí arriba

Fuegos artificiales, en el cielo vallisoletano. / Alberto Mingueza

La madrileña Pirotecnia Vulcano protagoniza la cuarta sesión de los fuegos artificiales

El Norte
EL NORTEValladolid

Se oye un silbido, una cicatriz de pólvora se eleva en el cielo y miles de cabezas miran ahí arriba para ver el espectáculo que está a punto de comenzar. Hay redobles en el firmamento, convertido en oscura pantalla de proyección para que la pirotecnia dibuje explosiones de color. El festival de fuegos artificiales acogió la cuarta tirada de ferias, a cargo de Pirotecnia Vulcano, empresa madrileña que se sitúa entre las más punteras del sector. Entre sus últimos logros, el primer premio del público en el campeonato mundial de piromusicales, organizado en la localidad rusa de Zleenogradsk. Vulcano preparó el espectáculo en sus instalaciones de Villarejo de Salvanes. Allí cuenta con «una extensión de más de 60.000 metros cuadrados, con 24 edificios o casetas, siete de ellos destinados al almacenaje de productos terminados, con una superficie de 1.100 metros cuadrados, y otros ocho edificios para la fabricación y montaje». Hoy cierra el festival pirotécnico la empresa F. A. del Mediterráneo.