El corte puro abre la puerta grande de la plaza de toros

El cortador Luis Alberto 'Palomita' junto a unos amigos que acudieron a animarle. /Rodrigo Jiménez
El cortador Luis Alberto 'Palomita' junto a unos amigos que acudieron a animarle. / Rodrigo Jiménez

El buen tiempo acompaña en el primer festejo taurino y permite a los aficionados disfrutar de las terrazas aledañas al coso

Álvaro Gómez
ÁLVARO GÓMEZValladolid

No es un día cualquiera para los amantes del corte puro y se nota en el ambiente. Hay quien ha aprovechado la jornada taurina y, tras comer por las casetas del centro de Valladolid, se ha acercado como manda la tradición a los bares que rodean la Plaza de Toros para tomar la última antes de ver el espectáculo. Las terrazas con sombra valían oro con el sol en lo alto y los 25 grados que marcaba el termómetro a primera hora de la tarde, un tiempo ideal para disfrutar del primer festejo incluido en el programa de la Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo.

Nadie ha querido llegar tarde y, con la apertura de puertas una hora antes del evento, los aficionados han corrido al interior de la plaza de toros, esa que esperaban volver a pisar con tanta ansia. La entrada se ha producido sin largas colas, aunque más de uno se ha dado una carrera a última hora para llegar a la presentación de los cortadores. Hubo neveras, sombreros y muchas gafas de sol para no perderse ni uno de los fantásticos cortes con los que los profesionales deleitarán al respetable.