Los brillos de la pólvora

Fuegos artificiales del miércoles, de la Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo 2018. / G. VILLAMIL

Pirotecnia Pablo, de Asturias, ofreció el espectáculo de anoche desde Caño Hondo

El Norte
EL NORTEValladolid

La luz iluminó una noche más de ferias el cielo vallisoletano. La tercera sesión de fuegos artificiales estuvo a cargo de la firma asturiana Pirotecnia Pablo, una empresa de cuatro generaciones y más de cien años ininterrumpidos «dando al fuego todos los matices del arte».

Fuegos artificiales del miércoles

Fue el bisabuelo Maximinio Fernández 'El Tarrabeño' quien en 1895 inició la saga. A Maximino le sucedió su hijo, Pablo Fernández, el saber fue creciendo; luego sus nietos José y Pablo darían una profunda y original transformación a la empresa familiar, hasta crear en 1992 un recinto industrial en el que se aunarían tradición y nuevas propuestas sumado a una «explosión imaginativa sin precedentes». La saga generacional se completa con el actual diseñador, José M. de la Villa. Un pasado de conocimientos sabiamente transmitidos, dedicación, pasión, esfuerzo y amor por esta profesión han situado a Pirotecnia Pablo a la vanguardia de la pirotecnia actual, según reconocen sus propietarios.

El público, que una noche más llenó el entorno del Caño Hondo, podrá valorar el espectáculo en www.elnortecastilla.es.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos