«'Aladín' es un musical para niños desde uno hasta 90 años»

«'Aladín' es un musical para niños desde uno hasta 90 años»

El teatro Zorrilla acoge hoy, a las 17:00 y las 19:30 horas, la historia en forma de musical del genio y la lámpara

PATRICIA ORTEGA

Una lámpara, un genio, tres deseos, una historia de amor, un divertido loro, un villano y un mono muy pícaro acompañarán a nuestro príncipe Aladdín en su fábula. Jazmín, la preciosa y valiente princesa, se encaprichará de nuestro protagonista hasta enamorarse de él. Pero, ¿qué ocurrirá cuando sepa que nada de lo que creía era cierto?

La historia, narrada en forma de musical, estará decorada con los grandes y majestuosos lujos de oriente para trasladarnos -aún más si cabe- a la obra. Una ocasión única para mostrar a los niños una cultura diferente a la que acostumbran a ver en su día a día.

-¿Cómo comenzó todo?

-Siempre he tenido en mente hacer Aladín porque me parecía una historia muy mágica con muchas historias dentro de la misma. Tenemos la historia de amor de Jazmín y Aladín, a un malo muy malo que es Jafar, su divertido ayudante Yago, luego tenemos al Sultán, al Genio -que era la ginda del pastel para que fuera divertido-. Además, nuestro Aladín pasa por muchos sitios, desde un bazar hasta un palacio, pasando por una cueva llena de oro, vuela entre las estrellas... Creo que era la combinación perfecta para hacer un musical y llegar al público de esa manera más dinámica. Por esta razón creé, junto a mi socio, la productora Trencadís y esta fue la primera obra que realizamos.

-¿Qué otros musicales habéis creado?

-Después de Aladín hicimos 'Pinocho: un musical para soñar'; después 'Sherlock Holmes y el cuadro mágico'; y ahora estamos con 'Merlín un musical de leyenda'.

-El hecho de decidir llevar 'Aladín' al teatro ¿a qué está ligado?

-A mí siempre me ha gustado mucho la película 'Simbad el marino'; así que hemos cogido una coctelera y, desde el cuento original de 'Aladino y la lámpara preciosa', 'Simbad el marino', 'Historias de las mil y una noches', hemos mezclado todo, hemos añadido nuestro toque. Hay canciones para todo; canciones más árabes, más bollywood, una balada, una canción de estilo broadway que es para el Genio... Tenemos un poco de todo para contentar a todos los estilos.

-Las canciones que interpretáis, ¿son propias?

-Son totalmente originales; en este caso José Doménech es el músico que se ha encargado de las trece canciones que hay. Al final de la obra tenemos un mix que une todas las canciones para cantar y bailar con el público.

-¿Cuanto tiempo llevan representando 'Aladín'?

Lo estrenamos en 2013 y lo hemos hecho más de 245 funciones. En septiembre comenzamos una nueva gira, el 9 de septiembre será la primera actuación y tendrá lugar en Valladolid, en el teatro Zorrilla. En el año 2015, ya estuvimos allí, en el teatro Calderón y agotamos todas las entradas. Ahora estamos deseando volver, y que la gente que no lo vio o que quiera repetir que repita o aproveche ahora para verlo.

-¿En qué lugares habéis realizado las giras?

-Hemos recorrido toda la geografía española, desde Bilbao hasta las islas, Ceuta y Melilla. Es un espectáculo que funciona y nos da pena cerrarlo porque todavía la gente nos lo sigue pidiendo. Así que hemos vuelto.

-Como novedad, ¿qué destacarías?

-Tenemos el sello de que tan solo siete actores se desdoblan en 45 personajes. Un actor puede interpretar desde un soldado o una roca hasta al príncipe. Además son los mismos actores los que cambian la escenografía en un tiempo récord.

-¿Cuál ha sido el mayor reto?

-Poder realizar toda la escenografía en lugares que parecía imposible poder ir. A veces nos dicen «es una pena queremos que vaya Aladin, hemos visto las fotos...». Nosotros intentamos llevar todo, no decimos que no a nada, así que a veces decimos «¿pero cómo hemos metido 'Aladdín' aquí? ¡Madre mía!». Porque hay teatros que tienen un escenario grande, pero dentro no hay hombros, no hay condiciones de camerino... Pero nosotros nos amoldamos y nos llevamos el teatro a donde sea.

-¿A qué otros actores has dirigido?

-He dirigido de todo, fui al Festival de teatro clásico de Chinchilla en la inauguración y he dirigido a Paco Valladares, a Constantino Romero, a Concha Cuetos, a Juan Luis Galiardo, entre otros. Además ellos llevaban personajes muy clásicos, como Isabel la Católica, y nada tiene que ver con dirigir a intérpretes de personajes animados. Esto es diferente, primero porque es un tono familiar e intentamos que el niño se adentre en la historia y se lo pase 'pipa'. Pero al padre hay que darle calidad en el vestuario, en las voces, en el escenario, la interpretación. Aladín es un musical para niños desde uno hasta 90 años; todos tenemos un niño dentro y lo mejor es recuperarlo viendo 'Aladín'.

-¿Cómo es el mecanismo para realizar una obra para niños?

-Los niños son un público muy difícil, son el futuro de la representación. Si al niño no le gusta, no tiene filtros; empieza a moverse y a hablar. En este caso, quizá por la historia, las luces, la cueva llena de tesoros, el genio... están totalmente pegados, en este caso, no a la pantalla sino a la boca del escenario con los ojos como platos.

-¿Cuál es la duración de la obra?

-La representación dura 90 minutos, sin pausas, es algo frenético; desde que empieza va todo seguido, los actores cambian la decoración del escenario y el vestuario en cuestión de segundos.

-Unas últimas palabras, por favor.

-No se lo pierdan, hemos estado por toda España. En Valladolid hubo gente que se quedó sin entradas, así que esta es su oportunidad. Es una bonita tarde de teatro para pasar los hijos con los padres y los padres con los hijos. ¡Y con los tíos, abuelos, primos...! Una tarde de teatro siempre viene bien.

El musical más mágico para los más pequeños -y no tan pequeños- llega a Valladolid. El día 9 de septiembre, en el teatro Zorrilla, Aladín, junto a sus amigos, recreará su historia en forma de musical a las 17:00 y las 19:30 horas por el precio de 15 o 18 euros -según la butaca que se desee-.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos