La familia del conductor detenido en Rioseco afirma que solo quisieron «salvar la vida a Vanesa»

Inicio de la curva, en el kilómetro 3,218 de la VA-920 en sentido Tamariz de Campos, en la que el turismo se salió de la calzada y volcó. </p><p>/El Norte
Inicio de la curva, en el kilómetro 3,218 de la VA-920 en sentido Tamariz de Campos, en la que el turismo se salió de la calzada y volcó. </p><p> / El Norte

Los allegados defienden que el joven no avisó al 112 fruto del nerviosismo y que ellos alertaron al centro de salud antes de trasladarla en su coche

J. Sanz
J. SANZValladolid

Los familiares del conductor de 32 años que fue detenido el pasado martes por la noche en Medina de Rioseco, en calidad de investigado por sendos delitos de homicidio imprudente y contra la seguridad vial, fruto del siniestro en el que su novia, de 22, perdió la vida, defendieron este jueves su actuación y alegaron que si no avisó a los servicios de emergencia fue fruto del «nerviosismo». Sus propios allegados explican que el joven, que dio positivo en el test de drogas, llamó por teléfono a su padre después de salirse de la calzada y volcar con su coche a tres kilómetros de la localidad para pedir ayuda. «Su padre me dijo que fuera al centro de salud a pedir ayuda y acudí antes de desplazarme con mi propio coche al lugar del accidente», aseguran los familiares, quienes reconocen que ninguno de los tres llegó a avisar al 112.

El caso que en el lugar del accidente, registrado en el kilómetro 3,218 de la carretera VA-920 (en sentido a Tamariz de Campos), se presentaron tanto el padre como un allegado del conductor en sendos coches particulares. «La chica estaba muy mal y decidimos no esperar a la ambulancia y trasladarla nosotros mismos al ambulatorio», añaden los allegados antes de incidir en que «nuestra única intención fue salvar la vida a Vanesa».

«El chico está destrozado y con tratamiento psicológico por la muerte de su novia»

Así que minutos después se presentaron en el centro de salud de Medina de Rioseco con la joven herida y con el propio conductor. La primera llamada al 112 la realizaron los propios sanitarios a las 22:52 horas –la Guardia Civil sitúa el accidente a las 22:10– reclamando el envío de una UVI móvil ante la gravedad de la joven lesionada, que había salido despedida del habitáculo al volcar el coche en el que viajaba junto a su compañero.

La víctima, Vanesa R., de 22 años, murió poco después sin llega a ser traslada al hospital y el conductor, Nicolás B., de 32, fue detenido por los agentes y puesto en libertad con cargos a la espera de declarar en el Juzgado de Rioseco en cuanto reciban el atestado. «El chico está destrozado y con tratamiento psicológico por la muerte de su novia», apuntaron sus allegados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos