Fallece un vallisoletano de 52 años en Cantabria mientras practicaba submarinismo

Los servicios médicos atienden al submarinista. /C. A.
Los servicios médicos atienden al submarinista. / C. A.

La víctima pudo sufrir un infarto mientras estaba en el agua y unos bañistas lograron sacarle a tierra, aunque ya sin vida

DANIEL MARTÍNEZSantander

Un hombre de 52 años, vecino de Valladolid, ha fallecido esta mañana en la playa de Amió, en Pechón (Val de San Vicente), mientras practicaba buceo en sus aguas. Los primeros indicios apuntan al infarto como causa de la muerte.

El Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recibió la llamada de aviso pasadas las 12:20 horas y movilizó al equipo de rescate helitransportado del Ejecutivo, bomberos autonómicos del parque de Valdáliga, a personal sanitario del 061, junto a agentes de la Policía Local de Val de San Vicente.

Varios bañistas sacaron a la víctima del agua en un primer momento e intentaron reanimarlo. Posteriormente, fueron los bomberos del Gobierno autonómico los que procedieron a practicarle durante varios minutos técnicas de reanimación cardiopulmonar, haciendo uso de un desfibrilador. Finalmente, el personal sanitario del 061 confirmó su fallecimiento.

El helicóptero del Gobierno cántabro trasladó al aeropuerto Seve Ballesteros el cuerpo del fallecido, que quedó allí bajo custodia de la Guardia Civil, a la espera del levantamiento del cadáver y su posterior traslado al Instituto de Medicina Legal de Cantabria, en Valdecilla, donde se le realizará la autopsia.