Escolares de Valladolid piden a la UNESCO que distinga a San Pablo y San Gregorio

Detalle del Museo Nacional de Escultura, en el colegio de San Gregorio./H. Sastre
Detalle del Museo Nacional de Escultura, en el colegio de San Gregorio. / H. Sastre

Alumnos y profesores del colegio Compañía de María-La Enseñanza recogen 5.000 firmas en tres días en una campaña por la declaración de Patrimonio de la Humanidad de estos edificios

L. SANCHO

Empezó en clase, en la de tercero de la ESO del colegio Compañía de María, La Enseñanza. En ese temario que repasa los edificios declarados Patrimonio de la Humanidad en España. Y ahí surgió la pregunta de un estudiante. ¿Y Valladolid, cuántos tiene? «Ninguno», respondió el profesor Alberto Marcos. Todos se sorprendieron, los 75 alumnos de tercer curso de Educación Secundaria no podían entender que Valladolid, con toda su historia a cuestas, no albergara ningún edificio con semejante distinción. Así que engrasaron maquinaria y se pusieron a trabajar.

Pocos días después, la plataforma de recogida de firmas Change.org albergaba una petición de estos escolares para que la UNESCO declarara Patrimonio de la Humanidad a la iglesia de San Pablo y San Gregorio, sede actual del Museo Nacional de Escultura, «por su gran valor histórico, artístico y cultural». Esto ocurrió el jueves pasado. Y ayer, 72 horas después, la recogida superaba ya las 5.000 firmas.

En cuestión de horas, la campaña impulsada por el colegio vallisoletano corrió como la pólvora. Grupos de whatsapp y otras redes sociales como facebook se hicieron eco del movimiento. «Lo empezamos a mover entre los familiares de los alumnos y los propios estudiantes en sus redes sociales», comentaba Alberto Marcos.

Desde la propia iglesia de San Pablo, conocedora de la iniciativa a través de facebook, enviaba un mensaje de agradecimiento al colegio y se sumaba a la campaña. «Está teniendo una gran respuesta, porque los vallisoletanos queremos que se distinga de alguna forma nuestro patrimonio», señala Marcos.

Desde el centro escolar aseguran desconocer que Valladolid haya puesto en marcha su candidatura al reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Pero aseguran que la iniciativa impulsada por los escolares busca ser una «llamada de atención», pues son conscientes de que el recorrido para conseguir una declaración así es «largo y complicado».

La propia cuenta de Facebook de UNESCO en España escribió este fin de semana al docente para destacar la iniciativa «bonita» de que los alumnos se interesen por el patrimonio cultural de la ciudad, a los que animó incluso a ensalzarlo y promoverlo. Pero a su vez le recordaban que el proceso para inscribir un lugar en la Lista del Patrimonio Mundial debe partir del Ministerio de Cultura de cada país. «Somos conscientes de que es muy difícil, pero queremos movilizar, llamar la atención y que la sociedad se vuelque en conseguir que unos edificios tan emblemáticos como San Pablo o San Gregorio entren a formar parte del Patrimonio de la Humanidad», incidía el profesor.

De momento, el número de firmas sigue creciendo a un ritmo de casi 2.000 diarias.

 

Fotos

Vídeos