Los enfermos de párkinson ya disponen de un centro donde recibir atención integral

El nuevo edificio de atención para personas con párkinson, situado en la esquina de las calles Villabáñez y Reja, en Pajarillos./R. J.
El nuevo edificio de atención para personas con párkinson, situado en la esquina de las calles Villabáñez y Reja, en Pajarillos. / R. J.

Diez especialistas atienden a un centenar de pacientes en un antiguo centro juvenil de Pajarillos en cuya reforma se han invertido 700.000 euros

J. SANZValladolid

«Han sido cinco años de muchísimo trabajo y de lucha para conseguir que los enfermos de párkinson y nuestros familiares podamos disponer de un espacio digno en el que recibir una atención adecuada», explicaba ayer visiblemente orgulloso el vicepresidente de la Asociación Párkinson Valladolid (Aparval), José Ramón Ibáñez, en las nuevas instalaciones de atención a los afectados por este trastorno degenerativo, situadas en la esquina de las calles Villabáñez y Reja, en la parte alta de Pajarillos, que ocupan el hueco dejado hace doce años por la desaparecida asociación juvenil gitana. El edificio, que fue cedido hace un lustro por el Ayuntamiento, ha sido sometido a una rehabilitación integral, en la que se han invertido 700.000 euros, «para mejorar su accesibilidad y adecuarlo a las necesidades de sus usuarios».

La asociación de asistencia a los enfermos de párkinson y a sus familiares, creada en el año 2000 y que hasta hace unos meses ocupaba un pequeño local de apenas setenta metros cuadrados en la calle Aguilera (San Pedro Regalado), ultimó su mudanza al inmueble del número 17 de la calle Reja a principios de año y, aunque abrió sus puertas oficialmente el 8 de enero, «aún estamos pendientes de acondicionar algunos espacios», reconoce la trabajadora social Eva María Muñoz.

Sus diez trabajadores –tres fisioterapeutas, dos logopedas, un psicólogo, una trabajadora social, un auxiliar, un administrativo y un conserje–, prestan ya asistencia «a más de un centenar de personas con párkinson cada semana, que acuden allí a terapias de logopedia y fisioterapia», y asesoran o atienden en paralelo a sus familiares. «Ofrecemos una atención integral a los enfermos y a sus allegados, ya que estos últimos son una parte muy activa e indispensable en la asistencia a los afectados, sobre todo, cuando la enfermedad evoluciona y reduce de manera notable o impide directamente su autonomía», añade la especialista.

Posibilidad de ampliación

El objetivo de Aparval, que en la actualidad cuenta con 255 socios, pasa por «acondicionar definitivamente nuestras instalaciones para poder ampliar de manera progresiva el volumen de usuarios y llegar a cuantas personas sea posible», añade José Ramón Ibáñez, quien recuerda que en la actualidad utilizan en torno a 800 metros cuadrados de un edificio de 1.284 ante la imposibilidad de utilizar el sótano y al «continuar con un rincón perdido para su uso como almacén de los empleados del Servicio de Limpieza del entorno».

«El presupuesto llegó hasta dónde llegó y ojalá podamos ampliar algún día el espacio útil de las instalaciones tanto en el sótano como con la cesión de ese pequeño almacén», anticipa el vicepresidente de la asociación, quien recuerda que la rehabilitación del inmueble, que se ha prolongado durante los últimos cinco años, se financió prácticamente a partes iguales con una subvención de 270.000 euros por parte del Gobierno; otros 70.000 para el mobiliario, en este caso de la Junta –los fondos procedían del 0,7% para fines sociales de la declaración de la renta, y el resto «lo hemos tenido que poner los socios con mucho sacrificio incrementando las cuotas». El edificio en sí, de titularidad municipal, ha sido cedido por un periodo de veinte años ampliable diez más.

La intervención, en cualquier caso, «ha merecido la pena», coinciden en señalar los trabajadores e integrantes de la Asociación de Párkinson, quienes inciden en que «ahora tenemos la posibilidad no solo de ofrecer una atención adecuada y de calidad sino también de poder mejorar y ampliar poco a poco nuestros servicios para intentar llegar a los cerca de dos mil afectados que se estima que hay en Valladolid».

Inauguración y concierto

El alcalde, Óscar Puente, inaugurará oficialmente el centro de atención de Aparval el miércoles de la semana que viene, día 11, coincidiendo con la celebración del día mundial del Párkinson. Dos días antes, el lunes, día 9, el centro cívico de Delicias acogerá un concierto a cargo del quinteto de metales de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (a partir de las 19:00 horas).