El encierro campero protagoniza los festejos de Montemayor de Pililla

Un grupo de jinetes acompaña a uno de los toros por el campo de Montemayor. /S. F.
Un grupo de jinetes acompaña a uno de los toros por el campo de Montemayor. / S. F.

Rejones y capea completaron la propuesta festiva de la jornada

SOFÍA FERNÁNDEZMontemayor de Pililla

Montemayor de Pililla acercó este domingo la jornada taurina con la celebración del encierro mixto por el campo, que atrajo a cientos de aficionados hasta la localidad. Puntuales, a las diez de la mañana salieron desde los corrales tres toros (con hierros de Freixo, Brazuela y Oro Velasco) y cinco bueyes flanqueados por aproximadamente cuarenta caballistas, que partieron dirección Camporredondo dibujando una bonita estampa del campo de la localidad.

Posteriormente, el ganado dirigido por decenas de jinetes, puso rumbo al embudo situado en la zona de la Hontana; una vez allí, uno de los toros se desligó de la manada y escapó dirección Portillo, donde tras recorrer varios kilómetros fue recogido por los servicios municipales de la localidad. Los otros dos astados (de Brazuelas y Oro Velasco) entraron por el recorrido, no sin antes pasar varios minutos en la zona del embudo dando juego a los aficionados allí presentes para dirigirse, finalmente, a los toriles de la Empalizada. Después se soltó para el disfrute del público y aficionados dos toros y dos vacas que recorrieron varias veces las calles del pueblo, donde se completó finalmente una mañana taurina sin incidentes, que finalizó aproximadamente a la una del mediodía.

La jornada dio para mucho en Montemayor de Pililla, ya que a las 18:30 horas, en la Empalizada, el festejo de rejones quedó a cargo del caballero rejoneador Sebastián Fernández, quien lidió un toro para el disfrute de cientos de asistentes en el ruedo, que volvieron a demostrar la gran afición del municipio. El pueblo de Montemayor de Pililla continuó su programación con la posterior capea popular, en la que se soltaron tres novillos y una vaca.

Ya durante la noche, los espectáculos musicales y el buen ambiente en las peñas coparon el protagonismo con la actuación de la Orquesta Marsella en la Plaza Mayor.

Balance y programación

Por su parte, el alcalde de la localidad, Iván Velasco, se mostró satisfecho ante la calidad del ganado de las fiestas de este año, que está dando juego en los espectáculos taurinos. «Los toros han salido buenos, con bravura y ganas de moverse. Estamos muy contentos del buen resultado que han dado en todos los encierros».

Sin duda, el fin de semana fue el plato fuerte de unas fiestas que se caracterizaron por la gran afluencia de público gracias en parte a las buenas temperaturas, ya que el alcalde valoró de forma «muy positiva» el número de visitantes en estas fiestas que celebran la Exaltación de la Cruz, «sobre todo durante la jornada del viernes y del sábado» que han supuesto los momentos principales de la semana.

El lunes tiene lugar a las 11:30 horas el cuarto encierro urbano por las calles de la localidad y, a las 18:30, el bolsín taurino con alumnos de la Escuela Taurina de Medina de Rioseco. Posteriormente, se celebrará una capea popular para el disfrute de los presentes.

El martes, por su parte, la programación gira en torno a la celebración de la misa por los difuntos en la Iglesia de Santa María (10:30 horas), el quinto encierro por las calles de la localidad (11:30 horas), el almuerzo que tendrá lugar en la Plaza Mayor a las 13:00 horas y la becerrada en la Plaza de Toros (18:30 horas), que cerrará el ciclo taurino programado para este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos