Una empresa en el aula

Alumnos del IES Ribera de Castilla durante un día de clase. / LIDIA RECIO

Alumnos del IES Ribera de Castilla crean una sociedad simulada con sus áreas de ventas, contabilidad o recursos humanos

N. LUENGOValladolid

Lograr que los alumnos aprendan mientras trabajan. Ese es el objetivo que persigue el IES Ribera de Castilla, y para ello no ha dudado en reconvertir una de sus aulas en una empresa con sus correspondientes departamentos de recepción, compras, ventas, contabilidad, tesorería y recursos humanos.

Los alumnos de los grados de Gestión Administrativa y de Administración de Finanzas de este centro educativo han dicho adiós a la clase tradicional y se han convertido en emprendedores y profesionales al poner en marcha una empresa simulada, como si lo hicieran en la vida real. Se trata de una iniciativa del Departamento del Administración y Gestión, dentro del Programa SEFED de Simulación de Empresas con finalidades Educativas.

Este proyecto de innovación educativa, que está incluido en el programa Aula-Empresa Castilla y León y es cofinanciado por el Fondo Social Europeo, arrancó en el curso 2009-2010. Replica situaciones reales de trabajo con el fin de capacitar a sus alumnos en el campo de la administración y la gestión empresarial mediante la metodología de la simulación de empresas. «Formamos a través de la experiencia. Así logramos que los estudiantes sean capaces de aplicar los conocimientos teóricos que reciben en la clase tradicional a situaciones que podrían vivir en la vida real en cualquier departamento empresarial», explica Felisa Delgado, jefa de estudios y coordinadora del proyecto.

Estos emprendedores y empleados simulados trabajan para la empresa Riberpublic S.L., dedicada a la venta de artículos de 'merchandising', a la realización de estudios de mercado y servicios de publicidad en general. Los alumnos, que van rotando por los diferentes puestos de trabajo, realizan compras, venden sus productos y servicios, atienden las consultas y quejas de sus clientes, contabilizan operaciones, controlan la tesorería, emiten facturas y recibos e incluso liquidan impuestos.

Se estima que en el mundo hay unas 7.000 empresas simuladas y en España más de 300, que interactúan entre si. Otra de estas empresas estudiantiles, es la creada por los alumnos y profesores del IE Arca Real, también en Valladolid. «Los canales y procesos de comunicación que utilizamos son los habituales de cualquier empresa real, como pueden ser el correo electrónico, las redes sociales, webs, blogs o las herramientas de comercio electrónico», dice Delgado.

A través de una plataforma 'online' de la Fundación Inform, cuya central de simulación está en Barcelona, los alumnos-trabajadores de Riberpublic pueden acceder a todos los servicios necesarios para llevar a cabo su actividad empresarial. «Esta plataforma nos permite utilizar la banca electrónica, disponer de tarjetas de crédito y además dispone de oficinas virtuales idénticas a las reales, de la Agencia Tributaria, la Tesorería General de la Seguridad Social, el Instituto Nacional de la Seguridad Social e incluso del Servicio Público de Empleo. También nos da acceso a bases de datos de empresas proveedoras y clientes, también simuladas, para poder hacer nuestras compras y ventas», informa la coordinadora. A los alumnos se les ve satisfechos y totalmente implicados en sus tareas departamentales, en las que el trabajo en equipo es fundamental.

«Nos está ayudando a conocer la metodología de trabajo de las empresas y de sus diferentes departamentos. Eso nos facilitará el día de mañana la búsqueda de un empleo. Además, nos sirve para aprender cómo y cuándo realizar los pagos de IVA y otras gestiones administrativas y fiscales», explican los alumnos Aizhea Irrisarri y Samuel Bores mientras cumplen con su cometido de contabilizar facturas.

Ferias especializadas

Como complemento a este proyecto, los alumnos del centro educativo participan todos los años en ferias especializadas para empresas simuladas. Así, el pasado martes 19, partieron con destino a Praga para asistir a 25ª Feria Internacional de Empresas Estudiantiles, donde los alumnos están dando a conocer sus productos y servicios entre el resto de empresas simuladas participantes. La comitiva del IES Ribera de Castilla, aprovechará su estancia en Praga, para visitar la multinacional española instalada en Chequia, Grupo Antolín Ostrava s.r.o.

«Participar en este tipo de ferias enseña a nuestros alumnos a saber desenvolverse en un ambiente que no es el suyo, a solucionar problemas y a desarrollar habilidades sociales y comerciales. Además, todas las negociaciones las realizan en otros idiomas, con lo cual, sirve también como una magnífica actividad de inmersión lingüística», añade Delgado.