Más de 400 empleados de prisiones exigen en Valladolid que se desbloquee la negociación con el Gobierno

Concentración de funcionarios de prisiones a las puertas de la Delegación del Gobierno en Valladolid. / Rodrigo Jiménez

Afirman que están «absolutamente indignados» y repetirán jornadas de huelga los días 17, 18, 19 y 20 noviembre

El Norte
EL NORTEValladolid

Más de 400 empleados de prisiones de Castilla y León se concentraron hoy ante la Delegación del Gobierno en Valladolid, para exigir al Ejecutivo que desbloquee la negociación sobre sus condiciones laborales, según informó CSIF, informa la agencia Ical.

Los sindicatos UGT, Acaip, CCOO, CSIF y CIG, como organizaciones mayoritarias en los centros penitenciarios de Castilla y León, exigieron el desbloqueo del conflicto laboral, que mantienen desde «hace más de un año».

En este sentido, denunciaron la necesidad de abordar una negociación «real», tras la propuesta presentada por la administración penitenciaria el pasado 25 de septiembre y que fue retirada tan solo tres días después bajo el argumento de restricción presupuestaria y que suponía un incremento retributivo de 123 millones euros a los largo del periodo 2019-2021.

Fotos

Los trabajadores de prisiones aseguraron que se encuentran «absolutamente indignados» y recordaron que mantendrán sus jornadas de huelga los días 17, 18, 19 y 20 noviembre. A su juicio, el gobierno debe volver a la negociación con la propuesta de reclasificación de centros y adecuar el salario de los empleados y empleadas de prisiones a las reales cargas de trabajo.

Por último, denunciaron los abusivos servicios mínimos que les impiden «un desarrollo normalizado de un derecho legítimo como lo es el derecho de huelga». «No es comprensible que en un día de huelga entren a trabajar más funcionarios en el interior de los establecimientos que cualquier día del año», resumieron.

Lamentablemente, para la Administración Penitenciaria, en sintonía con el Ministerio del Interior, los empleados públicos penitenciarios son «los últimos», al no reconocer su profesionalidad, con actuaciones que afectaron a la Seguridad del Estado, como ocurrió recientemente con la detención del llamado 'frente carcelario' de Daesh, desmantelado por las Fuerzas de Seguridad del Estado gracias a los datos aportados por funcionarios de prisiones durante muchos meses de trabajo. «Si somos un referente en la lucha contra el yihadismo, también debemos ser referente a la hora de nuestro reconocimiento público», concluyeron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos