El dueño de la hamburguesería y su esposa acusados de fraude aceptan penas de cárcel

Audiencia de Valladolid./El Norte
Audiencia de Valladolid. / El Norte

Tendrán que abonar en cinco años los más de 62.000 euros que adeudan por las cotizaciones de los empleados

El Norte
EL NORTEValladolid

La Audiencia de Valladolid ha condenado al empresario Luis F.V. y a su esposa, Leonor G.H, a penas de dos años y un año de cárcel, respectivamente, como autores de un delito de de fraude de cotizaciones a la Seguridad Social, en concreto de más de 62.000 euros correspondientes a las cotizaciones de los trabajadores de la hamburguesería que regentaban.

Aunque Fiscalía solicitaba inicialmente tres años para él, en calidad de autor, y un año y once meses para ella, como cooperadora necesaria, finalmente, tras casi dos horas de negociaciones, los dos acusados han llegado a un acuerdo con la acusación pública para que la condena quedara reducida en el primer caso a dos años de privación de libertad y en el de ella de un año, junto con el pago de multas, por el mismo orden, de 82.000 y 50.000 euros y la pérdida del disfrute de subvenciones, ayudas públicas, beneficios e incentivos fiscales durante seis años él y durante tres años ella.

A mayores, la esposa ha sido igualmente multada con 540 euros por delito de desobediencia, ya que, como administradora de la hamburguesería, hizo caso omiso a los numerosos requirimientos de la Seguridad Social para que embargara la nómina de su marido debido a la deuda de éste en concepto de cotizaciones del resto de empleados.

En concepto de responsabilidad civil, el matrimonio deberá abonar, de forma conjunta y solidaria, un total de 62.455 euros a la Tesorería General de la Seguridad Social, de ellos 46.442,24 como cantidad principal y el resto, 6.921,24 de intereses y otros 9.491,34 de recargo.

El acuerdo, que implica la supensión de la ejecución de la condena de cárcel, obliga a la pareja a abonar la totalidad del dinero adeudado a la Tesorería General de la Seguridad Social en un plazo máximo de cinco años de cárcel, para lo cual se ha comprometido ya a pagar de forma inicial un total de 15.000 euros, y el resto en importantes cuotas mensuales durante el próximo lustro, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Desde el año 2009, el Luis F.V. había venido explotando como autónomo una hamburguesería en el Paseo del Cauce de Valladolid y, según ha reconocido, urdió un plan, al menos desde mayo de 2013, para defraudar a la Tesorería General de la Seguridad Social al generar con ésta una deuda, eludiendo el pago de las cuotas de sus trabajadores, a las que no pensaba hacer frente.

Para ello creó una nueva empresa con la misma plantilla y actividad a la que había venido dedicándose, aunque poniendo la nueva a nombre de su pareja, evitando así aparecer como deudor pese a que seguía siendo el administrador, de hecho, de tal mercantil.

El hecho es que a través de la primigenia empresa, la pareja dejó una deuda a la Seguridad Social, entre el alta de fecha 25 de septiembre de 2009 y la baja realizada el 1 de diciembre de 2014, a la que habría que sumar la generada por la nueva mercantil entre el 2 de diciembre de 2014 y el 20 de junio de 2016.

Como consecuencia de ello, el importe principal de la deuda, 46.442 euros, ha generado unos intereses que con los recargos correspondientes se elevan a más de 16.000 euros, lo que eleva la cuantía total a los 62.455 euros que los condenados han prometido abonar para eludir la cárcel.