El directivo acusado de estafa por Sareb dice que aplicaron precios de mercado

El acusado en el centro, durante la vista oral en la Audiencia de Valladolid. /RODRIGO JIMÉNEZ
El acusado en el centro, durante la vista oral en la Audiencia de Valladolid. / RODRIGO JIMÉNEZ

El directivo acusado de estafa por Sareb dice que aplicaron precios de mercado

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

El juicio contra el exdirectivo de Bankia, Carlos Esteban C. L. acusado por Sareb y la Fiscalía de Valladolid de un delito de estafa o de apropiación indebida por importe de 1.163.639 euros, quedó ayer, martes, visto para sentencia después de escuchar, entre otros, el testimonio de un constructor, F. G. M., al que el gestor de la cartera de la promoción Ciudad de la Juventud de Fuensaldaña encargó la elaboración de un presupuesto para reformar 232 viviendas.

Noticias relacionadas

El encargo se hizo para la obra de las escaleras interiores, y fue adjudicado a la mercantil Desarrollos Inmobiliarios de Construcción y Restauración (DICR), controlada en el 99% por el exdirectivo de Bankia y al que la sociedad estatal Sareb encargó dar una salida al concurso de acreedores y a la falta de licencia de ocupación.

«Conocía a Carlos de otras obras, y un día me llamó para decirme que además de hacer el presupuesto de mi constructora le hiciese otro para Desarrollos Inmobiliarios, con un precio similar al que elaboró la arquitecta de la cooperativa. Me dijo también que tenía órdenes de arriba para que la obra la hiciese Desarrollos. Fue, posteriormente, cuando me enteré que él estaba metido en esta empresa. Antes no tenía ni idea, porque no lo hubiera hecho», respondió a la fiscal Ana Valle.

Inicialmente, la mercantil que se iba a encargar de la reforma, con los fondos del crédito que aportaba la Sareb, era Constructores Reunidos de Valladolid (CRV). Para paliarlo, el exempleado de Bankia se comprometió con el constructor luego a darle la ejecución material.

«Carlos necesitaba más ofertas y le dije que podría hablar con mi socio para que presentase otra», apostilló F. G. M., quien de este modo «cumplían con la apariencia de un concurso» con tres mercantiles que exigía Sareb, según la fiscal. «Eran ofertas de relleno que se presentan muchas veces», ironizó en la sala el contratista vallisoletano.

Factura pendiente de cobrar al Sareb

De este modo, aunque la adjudicación de la reforma interior se hizo a Desarrollos Inmobiliarios de Construcción y Restauración por importe de 1.163.631 euros, el trabajo lo efectuó CRV, pero en este caso por algo más de 670.000 con IVA.

En este sentido, la defensa de Carlos C. L. apuntó al tribunal que a esa cifra habría que sumar el coste de la dirección facultativa (unos 80.000 euros), «y descontar 153.000 euros de una factura que Sareb no le ha pagado. ¿Cuál es el supuesto beneficio de Carlos? 104.000 euros», respondió su abogado.

Ese, en todo caso, sería el lucro empresarial puesto que el presupuesto que se pasó a Sareb «estaba a precio de mercado de entonces (2014) y no consta que haya obtenido enriquecimiento alguno», dijo el letrado.

Durante la vista oral testificaron tres excompañeros del procesado que trabajaron con él en la oficina de Segovia. Aunque los tres reconocieron que suscribieron documentos sobre esta operación, se ampararon en que confiaban en el joven directivo cuando se los ponían delante para firmar. «Y, ¿usted dice que firmó sin saber lo que firmaba?», le preguntó el presidente del Tribunal, a lo que P. S. C respondió que «sí, porque tenía confianza en él«.

Se refería a un acuerdo transaccional por el que Sareb recibía 100.000 euros del arquitecto que supervisó las escaleras inicialmente, evitando así una demanda de responsabilidad contra la aseguradora. De este modo, los cooperativistas y el acreedor concursal pudieron disponer del 1,1 millones para ejecutar la reforma que efectuó DICR.

Petición de penas

La Fiscalía mantuvo su petición de 4 años de cárcel para el acusado, y la imposición de una multa a su mercantil Desarrollos Inmobiliarios por importe de 1.690.920 euros.

El abogado de la Sareb y exfiscal de la Audiencia Nacional, Enrique Molina, solicitó la reparación del perjuicio, puesto con los 670.000 euros se habrían hecho las obras de las escaleras. Y el resto se fue para la empresa de Carlos«, al que reprochó que tratase de engañar al administrador concursal presentando tres presupuestos.

«Da la impresión que alguna persona más tendría que haber estado sentado aquí, en el banquillo», agregó.

Por su parte, la defensa del acusado solicitó la libre absolución porque aunque «se pudiera considerar el comportamiento de Carlos respecto a Sareb como inmoral, su intención era dar una salida a los cooperativistas que no podían ocupar las viviendas».

En este procedimiento también la Fiscalía solicita la condena como responsable civil subsidiario de Haya Real Estate, para que indemnice a Sareb con 563.631 euros más el interés legal.

La abogada de esta compañía gestora de activos inmobiliarios rechazó en las conclusiones finales esta condena, «ya que de existir alguna negligencia no es atribuible a Haya».

La letrada reconoció, no obstante, que en esos primeros años de la crisis la relación entre Bankia, Sareb y Haya pudo tener «momentos no tan nítidos como los son actualmente» respecto a la gestión de las carteras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos