La Diputación de Valladolid pone en marcha el servicio de atención telefónica al ciudadano

Una mujer atiende el teléfono. /G. V.
Una mujer atiende el teléfono. / G. V.

Ofrecerá atención personal de lunes a viernes, de 9:00 a 15:00 horas, excepto en días festivos

El Norte
EL NORTEValladolid

La Diputación de Valladolid ha puesto en marcha el servicio de atención telefónica 900 100 983 atendido por personal especializado que desde el pasado lunes responde a las llamadas de los ciudadanos en horario de 9 a 15 horas de lunes a viernes (excepto festivos). Para las comunicaciones que se produzcan fuera de ese horario, o bien cuando el teléfono esté saturado, la terminal telefónica dispone de un buzón de voz donde quedarán registradas las peticiones de información, reclamaciones o quejas y las sugerencias que quieran aportar los ciudadanos.

Se trata de un teléfono gratuito de información general sobre las distintas áreas y servicios de la Diputación para agilizar los trámites y gestiones que quieran realizar los vecinos. Igualmente atenderá y recogerá las reclamaciones y quejas, sugerencias y peticiones de información sobre documentación y tramitación de procedimiento en el marco del derecho del ciudadano de acceso a los servicios públicos.

Básicamente se atenderán las demandas de información de ámbito administrativo (trámites, organización, estructura y consultas varias), se canalizarán las quejas y sugerencias que se reciban y se dará traslado a los interesados de la respuesta ofrecida desde los distintos servicios de la Diputación. Asimismo la terminal telefónica transmitirá las demandas de información de los ciudadanos sobre documentación y tramitación de procedimientos e igualmente dará respuesta a las demandas de información que les permita el uso del portal web y para poder realizar trámites en la sede electrónica.

El operativo de la central telefónica tiene tres niveles de respuesta. En el más sencillo, el primer nivel, el teleoperador responde directamente a las preguntas que se le formulan gracias a que dispone de un terminal conectado a una base de datos. Cuando esto no es posible, se pone en marcha el segundo nivel en el que el teleoperador transfiere directamente la llamada al servicio implicado en la consulta para que dé la solución a la demanda del ciudadano.

En caso de que tampoco quede resuelta la consulta porque represente una especial dificultad, se pone en marcha el tercer nivel que dará una respuesta diferida; el teleoperador tomará nota de la consulta y del contacto del comunicante para trasladarle la respuesta en la misma mañana o como máximo a la mañana siguiente de la petición del ciudadano.