El 'malagueño' sospechoso de la oleada de robos en La Rubia vuelve al barrio vallisoletano

La carnicería de la calle Maestranza que sufrió el intento de robo/J. S.
La carnicería de la calle Maestranza que sufrió el intento de robo / J. S.

La Policía le detiene al intentar desvalijar una carnicería y el juez le envía a prisión

J. Sanz
J. SANZ

José Manuel, un malagueño de 31 años, acababa de volver a casa después de unas semanas desaparecido y no tardó mucho en toparse de nuevo con los mismos policías vallisoletanos que ya le arrestaron en cuatro ocasiones entre octubre del año pasado y enero acusado de cometer una oleada de robos en comercios y coches del barrio de LaRubia. Y allí, en el mismo escenario, volvió a ser capturado este eterno sospechoso habitual acusado, al igual que le ocurriera en su último encontronazo con los agentes el 15 de enero, de intentar desvalijar una carnicería. El local, en esta ocasión, estaba en la calle Maestranza. No pudo entrar gracias al aviso de un vecino que le vio apalancando la cerradura. La huida duró unos minutos y José Manuel A. A. volvió a ser detenido, por quinta vez en seis meses, cuando enfilaba la carretera de Rueda. Esto ocurrió el domingo y al día siguiente volvió a ingresar en prisión al tener en vigor una orden judicial por otras causas pendientes en Málaga, su ciudad natal.

El malagueño de 31 años recaló en la capital en verano para alojarse en la casa de un familiar que le acogió en LaRubia –huía de su ciudad– y, a partir de octubre, protagonizó un rosario de detenciones por un sinfín de robos en el barrio, y en los aledaños (Cuatro de Marzo y La Farola), que le condujeron a ingresar en la cárcel el 16 de enero, al día siguiente de ser arrestado por intentar desvalijar una carnicería de la avenida de Irún. Aquel intento de robo, en el que también fue sorprendido por un testigo, lo cometió presuntamente con una palanca, la misma herramienta con la que el domingo intentó (supuestamente) forzar la puerta de otra carnicería, R. Castrillo, situada en el número 4 de la calle Maestranza, una perpendicular a la carretera de Rueda, situada a escasos cien metros de la comisaría de la Policía Municipal.

Un testigo avisó a los agentes y estos, en este caso nacionales, localizaron y arrestaron al sospechoso. En el negocio, al que no llegó a entrar, se dejó la palanca y un bombín reventado. El lunes regresó a prisión a la espera de un reguero de juicios, solo en el caso de la capital, por desvalijar seis coches y por dieciséis robos en comercios de La Rubia. El familiar que le acogió hasta enero le denunció entonces por malos tratos y amenazas. José Manuel, el 'malagueño', tiene una grave adicción a las drogas.

.

Temas

Sucesos