Detenida por robar 26.000 euros en dinero y joyas a una mujer de 89 años con alzhéimer

Joyas de la anciana recuperadas./El Norte
Joyas de la anciana recuperadas. / El Norte

La mujer cuidó durante cinco años a la víctima y a su hija, con síndrome de Down, y fue descubierta al tramitarse la herencia

J. Sanz
J. SANZValladolid

La víctima, una vecina de La Rondilla, era viuda, tenía 84 años y una hija con síndrome de Down a su cargo. No le quedaba otra alternativa que contratar a una persona para ayudarla a ella misma y a su hija en las tareas domésticas. Así lo hizo. La empleada del hogar, una mujer de 40 años entonces, llegaría con el tiempo a entablar una lógica relación de amistad con una anciana que poco a poco comenzó a ser víctima del alzhéimer. Y de su situación, según todos los indicios, comenzó a aprovecharse su cuidadora, sobre todo, a partir del mes de febrero del año pasado. La trabajadora, J. A. P., hoy de 45 años, acaba de ser detenida acusada de sustraer 26.000 euros en joyas y dinero en efectivo a la víctima durante los últimos siete meses de su vida, ya que la anciana murió el 10 de septiembre.

Su fallecimiento fue el detonante de la investigación abierta sobre la presunta autora de un delito continuado de robo después de que un hermano de la víctima, al iniciar los trámites de la herencia, descubriera que en su domicilio de La Rondilla faltaban numerosas joyas, incluidas algunas del siglo XIX que había heredadas de su madre (unos pendientes y un anillo); mientras que en la cuenta corriente de su hermana observó también movimientos extraños y cantidades sin justificar.

Así que denunció los hechos y los agentes, nueve meses después de la muerte de la vecina de La Rondilla, identificaron y detuvieron a la mujer que la cuidó a ella y a su hija durante sus últimos cinco años de vida.

Los investigadores, por un lado, consiguieron recuperar buena parte de las joyas sustraídas, incluidas las piezas más valiosas por su antigüedad, en el Monte de Piedad de la capital (la mayoría) y en una tienda de compraventa de objetos de segunda mano.

En el Monte de Piedad

Después, al examinar las cuentas bancarias de la víctima, comprobaron que la ahora acusada del robo llegó a acompañar a la anciana a su banco, al menos, una vez al mes entre febrero y septiembre de 2018. La titular de la cuenta, que no estaba inhabilitada, aunque su estado mental estaba ya muy deteriorado, era la que firmaba los reintegros y ella simplemente la acompañaba. Los empleados de la entidad bancaria tampoco sospecharon nada dado que era su cuidadora desde hacía años. El caso es que así logró reunir 12.000 euros en efectivo en siete meses, según confirmaron ayer fuentes de la Policía Nacional.

Los agentes también confirmaron que la sospechosa, en paralelo, había realizado más de una veintena de visitas al Monte de Piedad para entregar pequeños lotes de joyas y, al menos, una a un comercio de segunda mano. Veintitrés entregas en total por las que recibió 14.000 euros.

La sospechosa carecía de antecedentes y quedó en libertad con cargos.

Un anillo lucía las iniciales de la víctima (A. V.) en el reverso

Los agentes consiguieron recuperar la mayoría de las joyas (anillos, pendientes, colgantes y pulseras) que fueron sustraídos de la casa de una vecina de La Rondilla, al parecer, por la mujer que la cuidó durante sus últimos cinco años de vida. El grueso de las alhajas fue identificado por los familiares de la víctima, ya que entre las joyas se encontraban unos pendientes y un anillo del siglo XIXque le dio su madre. Otro anillo, además, lucía las iniciales de la víctima (A. V.) y una fecha grabada en el reverso. Las joyas serán devueltas a sus herederos.