Todavía se desconocen las causas del incendio en una cochera en La Rubia

Bomberos trabajando en las labores de extinción del incendio en la calle Doctor Moreno./Ramón Gómez
Bomberos trabajando en las labores de extinción del incendio en la calle Doctor Moreno. / Ramón Gómez

Debido a la rápida propagación del incendio y del humo muchos vecinos no pudieron cerrar todas las puertas y ventanas

JAVIER S. GARCÍA

Todavía se desconocen las causas del incendio del miércoles en el barrio de La Rubia, en la calle Doctor Moreno, que dañó alrededor de 20 coches y provocó que 5 personas fueran atendidas por inhalación de humo.

Ya el mismo día del suceso, la Policía Científica realizaba las primeras pesquisas para tratar de averigurar las causas de lo ocurrido, todavía desconocidas. Al terminar su trabajo este jueves por la mañana, un grupo de trabajadores de la aseguradora Maphre iniciaban la valoración de los daños.

Más información

Fuentes del Ayuntamiento aseguraron que las instalaciones al mismo nivel que la cochera quedaron inutilizadas. Las viviendas situadas en el primer piso han quedado inhabitables debido al hollín y al olor que todavía se puede apreciar en el aire.

La joven de 25 años que ayer, asustada, consiguió escabullirse por la venta de su casa ha sido dada de alta. Entre los vecinos hay indignación. El agua todavía no ha vuelto y el único recurso es comprarla. No obstante, no pueden usar las cañerías, muy dañadas por el fuego. Las viviendas de la primera planta del bloque G-2 han sido las más afectadas.

Debido a la rapidez con la que el humo y las llamas se propagaron, muchas personas no pudieron cerrar las ventanas. Era posible apreciar en el descansillo de esa primera planta hasta dónde llegó la humareda y el olor.

Según el administrador de la comunidad, la estructura del edificio está «intacta», aunque lo que preocupa es el agua. Aseguraba que el mismo jueves estaría de nuevo en circulación. «Me he asomado al garaje y el primer coche que he visto ha sido el mío. No he querido acercarme más porque sé cómo está», decía un vecino, que daba por perdido su vehículo., aparcado en la cochera donde se origió el fuego.

Muchas familias no disponen de alojamientos alternativos, y ahora la preocupación principal es saber cuándo podrán volver a utilizar sus casas de manera normal.