Las ITV no descartan una subida del precio de las inspecciones del diésel

Control de emisión de gases de un vehículo en una ITV. /El Norte
Control de emisión de gases de un vehículo en una ITV. / El Norte

En septiembre se introducirán cambios en la normativa que harán que aumente el número de rechazos

El Norte
EL NORTEValladolid

El número de suspensos en las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) se incrementará a partir del mes de septiembre, cuando se introduzca la inspección a través del sistema de diagnóstico a bordo (OBD) para los vehículos diésel Euro 5 y Euro 6 (matriculados a partir de 2011). Asimismo, debido al progresivo envejecimiento del parque automovilístico español, este año también se espera que crezca el número de inspecciones. En 2017 se realizaron en España más de 20,2 millones de inspecciones, un 3,6% más que el año anterior.

En términos de rechazo, los suspensos llegaron al 20,3% del total de vehículos inspeccionados, un 1,5 puntos más que en 2016, debido, fundamentalmente, a la introducción del límite de emisiones contaminantes especificado en la placa del fabricante de los vehículos diésel, según explica el presidente de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras con la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), Luis Gutiérrez, en una entrevista concedida a Europa Press.

También afirmó que la demonización que sufren en la actualidad los vehículos impulsados por diésel no ha mermado la recaudación de las estaciones de ITV, ya que estos se inspeccionan de igual manera que los de gasolina o eléctricos.

«Son vehículos puestos en circulación legalmente y, por tanto, nada han de temer si tienen un mantenimiento adecuado», añadió, y subrayando que la nueva norma puesta en marcha el pasado 20 de mayo, no supone, de momento, un incremento en el precio de las inspecciones ni se espera un incremento en la facturación. Sin embargo, Gutiérrez afirmó que «lo más probable» será que el precio de las inspecciones sí que aumenten en el futuro, sobre todo, «si los fabricantes insisten en cobrar por acceder a las centralitas de sus vehículos, tal y como les pasa hoy en día a los talleres que no son de marca». «De igual forma, si se introduce la inspección de nuevos contaminantes, como los tristemente famosos NOx (óxido de nitrógeno), es probable que también suba el precio».

Temas

Itv

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos