Desarticulan una banda de delincuentes que robaba en bares de la provincia

Imagen de una máquina tragaperras forzada en uno de los robos cometidos por los detenidos. /El Norte
Imagen de una máquina tragaperras forzada en uno de los robos cometidos por los detenidos. / El Norte

Hasta el momento han sido esclarecidos diez delitos en distintos negocios

El Norte
EL NORTEValladolid

La Guardia Civil de Valladolid ha culminado la denominada 'Operación Romarín', desarticulando una banda de dedlincuentes dedicado a la comisión de robos con fuerza en establecimientos públicos (bares) en esta provincia y otras limítrofes. Por el momento se han detenido a dos de los integrantes de dicho grupo e investigado a otras dos por su participación en los hechos delictivos.

Con motivo de un repunte en los hechos delictivos dirigidos contra establecimientos de hostelería de Tierra de Campos, el Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid inició el pasado mes de noviembre dicha ioperación, realizando una serie de investigaciones tendentes al esclarecimiento de los ilícitos y posible detención de los responsables.

La actividad operativa y gestiones realizadas se centraron en investigar a cuatro individuos, de origen español y residentes en la provincia de Valladolid, en cuya área de influencia se concentraron fundamentalmente los hechos delictivos. A varios de los individuos ahora investigados les constan antecedentes por otros hechos cometidos contra el patrimonio, concretamente establecimientos de hostelería y viviendas. Hechos por los que ya se había investigado en fechas anteriores a alguno de los individuos.

Tras llevar cabo una exhaustiva labor de estudio y análisis de los hechos y 'modus operandi', se puso de manifiesto cómo los investigados se encontraban detrás de al menos diez robos con fuerza sobre los establecimientos de hostelería. Todos los hechos presentaban como elemento común la utilización de la fuerza para acceder a bares situados en localidades de escasa población y tamaño. Una vez en el interior, los autores se dirigían principalmente a las máquinas recreativas tipo B y cajas registradoras que tras ser forzadas, sustraían su recaudación, sin descartar recoger otros efectos de valor de los bares, fácilmente vendibles como boletos para participación en sorteos. Fruto de la acciones, los daños ocasionados en los establecimientos eran cuantiosos.

En términos absolutos, la operación desarrollada se salda con la detención de dos personas y la investigación de otros dos por la comisión de al menos diez robos con fuerza, cometidos en las localidades de Medina de Rioseco, Tordehumos, Morales de Campos, Valdunquillo, Villalón de Campos y Bolaños de Campos, todos ellos sitos en la provincia de Valladolid.

Las actuaciones policiales se han desarrollado bajo el control del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Medina de Rioseco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos