Denunciados 35 menores por hacer botellón, desobedecer a los agentes y arrancar un árbol en Valladolid

Un agente patrulla por los caminos del entorno de Las Moreras después de un botellón./Ricardo Otazo
Un agente patrulla por los caminos del entorno de Las Moreras después de un botellón. / Ricardo Otazo

Los agentes sorprendieron a los jóvenes en distintos puntos de la ribera del Pisuerga y cuatro de ellos pagarán multas de 1.500 euros por destrozar un árbol en Las Moreras

J. Sanz
J. SANZValladolid

Las batidas nocturnas de las patrulla de las Policía Local se toparon en la noche del pasado sábado con numerosos grupos de jóvenes haciendo botellón en cuatro puntos distintos de las riberas del Pisuerga (Moreras, puente de Isabel la Católica, Rosaleda y Ribera de Curtidores). Allí fueron identificados y denunciados 35 menores y 6 adultos (de 18 y 19 años) por una infracción que en el caso de los menores de 18 años solo supone el envío de una carta informativa a los padres. Los mayores sí pagarán una multa mínima de 30 euros, según han informado este martes fuentes de la Policía Local.

Pero la intervención no se quedó en el mero control del botellón sino que los agentes llegaron a interponer seis denuncias por hechos más graves a otros tantos menores. El caso más singular, sin duda, fue el de cuatro chicos que fueron sorprendidos en el entorno de Las Moreras cuando trasladaban, y es literal, un árbol de grandes dimensiones que acababan de arrancar de cuajo. Los cuatro fueron denunciados por una infracción catalogada como muy grave en la ordenanza de protección del medio urbano y que conlleva una multa mínima de 1.500 euros.

Uno de los menores se negó a identificarse y fue denunciado por faltar al respeto a los agentes

Otro chico fue denunciado por consumir estupefacientes (la sanción mínima en este caso sería de 600 euros para un adulto) y otro más, también menor, por desobediencia y falta de respeto a los agentes. En el caso de este último se trató de una negativa a identificarse. Tanto esta última como la anterior son infracciones recogidas en la conocida como 'ley mordaza', si bien en este caso los denunciados son menores. En el caso de la falta de respeto a la autoridad podría tratarse, incluso, de una infracción penal, recogida como falta, que conlleva penas de multas.

La redada contra el botellón tuvo lugar con pocos minutos de diferencia en los puntos habituales del entorno del río en los que se reúnen los jóvenes cada fin de semana. Los agentes, además, intervinieron más de una treintena de botellas de alcohol al no reconocer su propiedad ninguno de los presentes.