Delicias vuelve a la calle para exigir la reapertura de su centro médico

Manifestacion de los vecinos de Las Delicias el pasado mes de noviembre. /Rodrigo Jiménez
Manifestacion de los vecinos de Las Delicias el pasado mes de noviembre. / Rodrigo Jiménez

Los vecinos afirman que la Consejería se comprometió hace dos meses a remitir un informe para explicar los motivos del cierre

E. ESTEBANValladolid

Los vecinos de Delicias no aguantan más. Están «hartos» de la actitud de los representantes de la Consejería de Sanidad en «todo lo relativo» al Centro de Especialidades del barrio, cerrado «totalmente» desde hace aproximadamente un año. «Desde un primer momento», recuerda una de las integrantes de la Asociación Tejiendo Redes, Rosa Luis Arribas, lo «único» que pidieron fue «información». «Solo queríamos saber el por qué, por qué de repente dejaban a tantos vecinos sin ese servicio», afirma. A día de hoy, casi dos años después del anuncio de la clausura, desconocen el móvil que motivó la decisión. «Un argumento que nos dieron fue que en la calle Trabajo, donde está ubicado el centro, no había un aparcamiento, pero es que en otros como Pilarica o Arturo Eyries tampoco hay. Esa no es una razón clara», apunta Luis.

Así, el pasado 4 de diciembre, representantes de Tejiendo Redes y de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Valladolid mantuvieron un encuentro con miembros de la Consejería para solicitar nuevamente la reapertura. «En ese momento nos dijeron que ese cierre había revertido positivamente en las especialidades de otros centros, que había sido positivo», señala Rosa Luis.

«No tienen previsto utilizar ese espacio para nada; está cogiendo polvo y pudriéndose»

Les costó creer lo que estaban oyendo, pero los portavoces de la Consejería aseguraron tener datos que avalaban esas afirmaciones. «Nos fuimos de allí con la promesa de que nos iban a enviar la información, pero lo que hemos recibido no responde en absoluto ni a lo que hablamos, ni a lo que preguntamos, ni tan siquiera a lo que ellos nos dijeron», sostiene. Por todo ello, hoy, a las doce del mediodía, los vecinos del barrio vallisoletano vuelven a salir a la calle para «que nos escuchen». Y lo harán frente a la sede de la Consejería de Sanidad, ubicada en el Paseo Zorrilla. «No han cumplido con lo que hablamos, queremos la reapertura ya y nos movilizaremos las veces que haga falta», indica.

«Es una pena»

Si bien es cierto que afrontan la concentración con «muchas ganas», ante todo son «realistas». Saben que es complicado que la Consejería dé marcha atrás y reabra el Centro de Especialidades, pero no pierden la esperanza. «En ningún momento nos han prometido la reapertura, pero también es cierto que no nos han dicho que no. No han dicho nada, directamente», asegura esta representante. Asimismo, tal y como confirma, tampoco les dijeron que tuvieran «previsto» utilizar ese espacio «para nada específico». «Es una pena. La realidad es que es un centro que llevaba décadas abierto, atendiendo a muchísimas personas y prestando un servicio que consideramos importantísimo. Ahora está cerrado, cogiendo polvo y pudriéndose, no tienen expectativas para hacer nada ahí», lamenta.

También recalcó Rosa Luis cómo esta decisión está repercutiendo «muy negativamente» en cuestiones tanto económicas como sanitarias de los pacientes. Ahora, dice, todos aquellos que tengan que desplazarse, por ejemplo, al Centro de Especialidades de Arturo Eyries, «tienen que gastarse dinero en un taxi porque no hay un bus que nos deje al lado». «Eso es un gran problema», asiente. «Son personas con pocos recursos, que tienen que ir, como mínimo a tres visitas con sus correspondientes taxis, y eso supone un dinero con el que mucha gente no cuenta o que supone un esfuerzo económico muy severo. Hay muchas personas cobrando pensiones muy precarias», concluye.