El Gobierno declara de interés para la Defensa Nacional la base de El Empecinado en Santovenia

Maniobras militares en el Campo de Tiro de Renedo-Cabezón. /RICARDO OTAZO
Maniobras militares en el Campo de Tiro de Renedo-Cabezón. / RICARDO OTAZO

El Real Decreto pretende dar prioridad a la operatividad militar, también en el Campo de Tiro de Renedo-Cabezón

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

El Consejo de Ministros aprobó en su reunión de ayer, viernes, la declaración de interés nacional de la base militar de El Empecinado, con el objetivo de garantizar su actividad futura para el uso de maniobras. Estas instalaciones acogen al Regimiento de Caballería Farnesio 12, a la Agrupación de Apoyo Logístico (Aalog 61) y a la Unidad de Servicios de la Base (Usba). En total, más de un millar de profesionales, civiles y militares.

La declaración afecta también al Campo de Maniobras y Tiro de Renedo-Cabezón, donde realizan ejercicios no solo unidades del arma de Caballería y de la Academia, sino también de la Guardia Civil y Policía Nacional.

La aprobación de este decreto obedece a la relación que hay entre la legislación sobre protección ambiental de grandes espacios naturales, y las necesidades militares en materia de bases con campos de maniobras y adiestramiento.

Según el Gobierno, en un mismo espacio físico concurren títulos competenciales diferentes (tanto de Defensa Nacional como de protección ambiental), que son gestionados por distintas Administraciones (estatal y administración autonómica).

Se busca por ello, «evitar el peligro» de que las restricciones de uso de todo tipo de estos espacios por razones de protección ambiental, puedan anular o menoscabar gravemente la operatividad de los campos de maniobras militares.

Otros campos en España

Con la declaración del Gobierno, que afecta también a otras bases españolas como la 'Coronel Maté', localizada en Colmenar Viejo, en la Comunidad de Madrid; 'Base General Almirante' y su Campo de Maniobras y Tiro, y 'Terrenos Captación de Aguas' y 'Red de Conducción de Aguas', localizadas en la provincia de Valencia; o a la 'Base Príncipe', en la provincia de Madrid, y 'Campo de Maniobras y Tiro de Uceda', en la provincia de Guadalajara, se considerará prioritario el interés de la Defensa Nacional, «aunque ello no impida que se garantice la protección ambiental».

No se oculta que la reciente sentencia del TSJ sobre la caza en Castilla y León, promovida por animalistas y ecologistas, o las demandas sobre la protección de grandes espacios naturales, así como la ordenación urbanística, pueden poner entredicho «las necesidades militares en materia de acuartelamientos y bases».

Es por ello, que será el Ministerio de Defensa el que tendrá que dar la última autorización sobre las propiedades que se vean afectadas cuando dichos terrenos de titularidad estatal estén adscritos a la Defensa Nacional.