Un matrimonio resulta herido al ser arrollado por un buey en el encierro de Traspinedo

Encierro de este sábado por las calles de Traspinedo./Sofría Fernández
Encierro de este sábado por las calles de Traspinedo. / Sofría Fernández

El festejo celebrado este sábado se ha saldado con otros dos heridos, entre ellos un joven, que ha tenido que ser trasladado al hospital Clínico

SOFÍA FERNÁNDEZTraspinedo

El mal tiempo y las intensas precipitaciones fueron la tónica dominante de la primera jornada festiva que brinda la localidad de Traspinedo a su patrón, San Martín. Pese a que la mañana arrancó con la cancelación de la exhibición de toreo de salón a cargo de los alumnos de la escuela de tauromaquia 'Fundación El Juli', el mal tiempo dio tregua a un entretenido y vistoso encierro por las calles del municipio para el disfrute de cientos de vecinos y aficionados, que no quisieron perderse esta importante cita taurina que supone el cierre de la temporada en la provincia.

Con menos afluencia que otros años, pero con un animado ambiente que se hacía presente en la Plaza del Rollo, –lugar desde donde se soltaron dos de los tres astados protagonistas de la tarde– dio comienzo a las cuatro y media una suelta que fue ganando en intensidad y emoción a medida que transcurría el encierro.

El primer toro, de la ganadería Hermanos Angoso Catalina protagonizó una salida desde el cajón poco vistosa, y en su recorrido por las calles siguió dando muestra de una mansedumbre impropia de este encaste. Poco después llegó el turno del de Jara del Retamar, un ejemplar cedido por la Peña local Taurina San Martín de Tours que dio bastante más juego tanto en su salida desde el cajón, como en su recorrido por las calles del municipio, ya que respondió en todo momentos a los cites de los aficionados que pudieron disfrutar de varios momentos de emoción.

Pese a que no hubo que lamentar heridas de gravedad, al tratar de encontrar hueco en una de las talanqueras del recorrido, un matrimonio de unos 60 años fue arrollado por uno de los cabestros provocando al hombre un leve golpe en la cabeza y a la mujer una contusión en la rodilla, por lo que tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios sin mayores consecuencias.

Además, un joven de Valladolid tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario al ser alcanzado por uno de los bueyes y sufrir un golpe en la cabeza, mientras que otro corredor sufrió un golpe en un gemelo tras ser embestido por uno de los toros.

Asimismo, el astado anunciado en cartel de la ganadería Ustarroz sufrió un accidente durante el embarque, por lo que tuvo que ser sustituido por un ejemplar de la ganadería López Chaves. Fue el último de la tarde y el encargado de dejar un buen sabor de boca a la velada taurina, ya que salió desde el Coso de la Fuentecilla protagonizando una potente salida de toriles que fue presenciada por los cientos de personas que llenaban la plaza. Una vez en la calle, no rebajó en intensidad y bravura en la Plaza del Rollo, donde el aficionado César Fernández demostró despertó los aplausos del público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos