El golpe fallido de la banda de las albóndigas en Valladolid

Dinero y efectos incautados a los detenidos./El Norte
Dinero y efectos incautados a los detenidos. / El Norte

Ingresan en prisión dos de los cuatro detenidos por desvalijar y cenar durante el robo en un bar de Parque Alameda

El Norte
EL NORTEValladolid

Una banda itinerante, cuyo cabecilla es un más que curtido delincuente de 47 años, J. A. G. R., un vecino de Baracaldo (Vizcaya) que ronda ya los setenta antecedentes, cayó en la madrugada del miércoles cuando sus cuatro integrantes se disponían a huir en un coche después de desvalijar el bar Imperial del Paseo de Zorrilla, en Parque Alameda, al que accedieron después de apalancar la reja y la puerta de entrada a las 4:45 horas, un 'modus operandi' idéntico al empleado en los últimos robos de bares registrados en Parquesol (tres en dos meses) y en la calle Doctor Esquerdo.

La singularidad del último asalto es que los sospechosos, todos ellos oriundos de Vizcaya y que suman la friolera de 86 antecedentes, no solo reventaron las dos máquinas tragaperras y rebuscaron el dinero de los cambios y de un bote -así reunieron 2.500 euros en efectivo- sino que también tuvieron tiempo «de cenarse un plato de albóndigas con tomate en la barra», según relataban ayer los propietarios del local, situado en el número 350 del Paseo de Zorrilla (junto al supermercado Froiz), antes de añadir que después se llevaron «bolsas cargadas con filetes o rosquillas, latas sueltas de refrescos y botellas de alcohol».

La Policía Nacional les sorprendió enfrente del bar cuando se disponían a huir y recuperó el botín. El presunto cabecilla, J. A. G. R., y uno de sus compinches, A. O. A., de 33 años, ingresaron ayer en prisión.