Cuatro detenidos con numerosos antecedentes por un presunto robo con fuerza en un bar de Valladolid

Bar desvalijado en la calle Hermanos Cossío. /J. S.
Bar desvalijado en la calle Hermanos Cossío. / J. S.

Las Policías Nacional y Municipal acudieron al lugar de los hechos ante la llamada de una ciudadana y los pudo pillar 'in fraganti'

El Norte
EL NORTEValladolid

Agentes de las Policías Nacional y Municipal detuvieron en la pasada madrugada del día 15 de abril a A.G.E. de 42 años; R.B.H, de 33, y A.R.G. de 23, con 19, 13 y tres antecedentes policiales, respectivamente, así como a A.J.J., de 20, sin antecedentes policiales, por un presunto delito de robo con fuerza en un bar en Valladolid capital.

La Policía Nacional y Municipal acudió sobre las 5.25 horas del día 15 de abril a la calle Hermanos Cossío al ser requeridos por la sala conjunta de 091/092 que había recibido una llamada de una ciudadana que había oído ruidos en un establecimiento de la referida calle.

Los agentes llegaron al lugar y observaron un vehículo en una calle sin salida, circulando sin luces. Entonces, cerraron la salida de la calle y el ocupante del vehículo lo abandonó, dejándolo arrancado e iniciando una huída a pie, por lo que comenzó una persecución que finalizó con la detención de dicho individuo en la Calle Francisco Mendizábal.

Posteriormente, los intervinientes comprobaron que el vehículo abandonado en la huida presenta síntomas de haber sido sustraído, ya que presentaba el bombín de la puerta del conductor fracturado y manipulado también el bombín de la llave de arranque.

Uno de los agentes cuando regresó al lugar donde estaba el vehículo sustraído, observó como del soportal del edificio de al lado salieron corriendo en dirección a la avenida de Salamanca, otros tres individuos que arrojaron una bolsa que portaba diversos objetos. Los Policías emprendieron una nueva persecución a pie detrás de los tres arrestados, consiguiendo detenerlos en la calle Pio del Rio Hortega.

El establecimiento objeto del robo, presentaba el bombín de la verja metálica fracturado y la propia verja también estaba forzada, igual la puerta de entrada al establecimiento. En el interior del local se observó el cajetín de la caja registradora sobre el mostrador con diversas monedas caídas, además dos máquinas de juego tragaperras forzadas y abiertas sin los cajetines ni la recaudación.

La operación permitió intervenir dos cajetines de billetes y seus de monedas y otros tantos lectores de máquina tragaperras, otros tantos lectores una placa soporte de los cajetines, una maza, dos destornilladores, una llave inglesa, un llavero con llaves de puerta y una llave de vehícul, 185 euros billete, tres llaves de vehículos y otras tantas bragas negras de cuello, seis guantes de trabajo y una linterna.

La autoridad judicial decretó la libertad con cargos de los detenidos.