Crean por redes sociales un comando ciudadano para limpiar plásticos en Valladolid

Pablo recoge varias botellas de cristal recogidas de las riberas de la Esgueva. /GABRIEL VILLAMIL
Pablo recoge varias botellas de cristal recogidas de las riberas de la Esgueva. / GABRIEL VILLAMIL

El grupo, convocado a través de facebook, convoca salidas mensuales para retirar basura de zonas verdes como el Canal de Castilla y el entorno del Esgueva

Víctor Vela
VÍCTOR VELAVALLADOLID

Unas letras verdes («SOS Natura», «La Esgueva sin plástico»)decoran los sacos que los integrantes del Grupo de Limpieza de Valladolid portan en sus manos durante su recorrido por el paseo del Cauce. Se han citado por las redes sociales (facebook), a través de un grupo de 'whatsapp', para participar en una batida ecológica, una campaña voluntaria y solidaria para limpiar de plásticos y basura las márgenes del Esgueva, para concienciar sobre las ventajas del reciclaje, para insistir en la necesidad de cambiar los hábitos de consumo y para alertar también sobre los comportamientos incívicos de los ciudadanos.

La iniciativa ambiental nació el pasado 15 de septiembre, en el marco del Día Mundial de la Limpieza, con una cita en torno al Canal de Castilla. Allí se retiraron quince grandes bolsas llenas de basura. «Nuestra intención es juntarnos un fin de semana de cada mes para limpiar diversas zonas de la ciudad», explica Pablo Bariego, uno de los impulsores de la cuadrilla. Ayer tocó el tramo urbano del Esgueva. Para diciembre quieren continuar río arriba.

«No hay que esperar a que las grandes instituciones tomen medidas, también nosotros podemos aportar algo. Lo primordial es no tirar la basura al suelo. Y luego, en el día a día, si vemos un papel o una botella vacía o una lata tirada, podemos recogerla y llevaba a la papelera», indica Ana González, participante por primera vez en la actividad, quien recuerda la necesidad de cuidar el medio ambiente. «Incluso, si alguien no lo hace por conciencia ecológica, al menos que lo haga por lo estético. Para que la ciudad no esté sucia. Ahora que tanto buscamos la foto de Instagram, a nadie le gusta que salga llena de basura», dice González.

Ana Pellón ha acudido con su hija Amaya, de 8 años, «porque es importante concienciar a los pequeños». Explica Ana que retirar tantas bolsas y envoltorios arrojados a las márgenes del Esgueva es un síntoma de «la cantidad de plástico y materiales que usamos sin necesidad. En casa lo reducimos al máximo, con botellas de cristal reutilizables, con bolsas de tela, con fiambreras en lugar de papel de aluminio. Hay que intentar reducir el uso de plástico como primer paso». Los residuos retirados del Esgueva se reciclarán, llevarán al contenedor correspondiente y al punto limpio.

 

Fotos

Vídeos