El coste de la vuelta al cole sube el 1% respecto al curso anterior

Un padre mira una mochila ante el inicio del curso escolar./Gabriel Villamil
Un padre mira una mochila ante el inicio del curso escolar. / Gabriel Villamil

Las familias gastarán una media de 710 euros en los colegios públicos, 1.250 en los concertados y 2.007 en los privados

PATRICIA ORTEGA

A tan solo una semana de la vuelta al cole (los alumnos de algunos privados han comenzado hoy), las familias se enfrentan al inevitable gasto escolar, que representa el 3,2% de sus gastos anuales. Este año se calcula que las familias invertirán, de media, 710 euros si deciden llevar a sus hijos a una institución pública.En el caso de que opten por una concertada, el coste asciende a 1.250 euros, mientras que si su intención es acudir a uno privado realizarán un desembolso de 2.007 euros. Este curso, el importe destinado a estos gastos experimenta un incremento cercano al 1% con respecto al curso anterior.

Para empezar, el precio medio de los libros de texto ronda los 260 euros, aunque cuanto más avanzado sea el curso, más caro resultará. La solución más novedosa y que aumenta de forma progresiva entre los progenitores es optar por la compra de libros de segunda mano en portales de Internet como Amazon o Milanuncios. Según un estudio realizado por este último, se estima que la compra de libros de texto de segunda mano puede generar un ahorro de entre un 20% y un 34%; es decir, de seis a doce euros por cada libro. Solo en Castilla y León, se espera que entre julio, agosto y septiembre se alcancen los 190.000 euros de ingreso por compras de libros de segunda mano por Internet, siendo Valladolid el mayor comprador de la comunidad. Además, estas cifras aumentarán el día 5 de septiembre, puesto que es el día que más libros de segunda mano se venden en todo el año, según revela este estudio.

Pero esta no es la única novedad que se está implantando durante estos últimos años. Cada vez más colegios de la comunidad optan por sustituir los libros de texto tradicionales por el uso de ordenadores portátiles o 'tablets'.

Así, el gasto destinado a los libros pasa a invertirse en estas máquinas electrónicas y a la compra de una tarjeta que incluye los libros de texto de forma informatizada. El precio de estos aparatos ronda los 400 euros, puesto que debe cumplir unas características mínimas, y el de la tarjeta, los 180 euros. Según informa El Corte Inglés, los electrónicos más vendidos para este uso son las 'tablets' de 32 gigasy los ordenadores portátiles de catorce pulgadas y cuatro gigas.

Pero este no es el único gasto al que se enfrentarán y que «empinará la cuesta de septiembre para las economías de muchas familias», como afirma la UCE-CyL (Unión de Consumidores de Castilla y León). A pesar de que la inversión en uniformes, obligatorios en los centros privados y en ciertos concertados, ronda los 330 euros, en ocasiones este gasto es más elevado si no se utilizan, puesto que los niños y adolescentes «están sumamente influenciados por las modas y las marcas. Algo que llevamos viendo desde hace décadas».

Ayudas

Sin embargo, y para alivio de muchas familias, estas cifras pueden disminuir algo en relación con la situación en la que se encuentre el alumno a efectos de poder ser beneficiario de las ayudas que la Comunidad ofrece. El programa Releo Plus, organizado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, es una buena opción para afrontar el coste del nuevo curso puesto que permite la gratuidad de libros de texto, y en su defecto, ayudar al pago de estos.

Además, existe una ayuda específica para adquirir las 'tablets' que los niños utilizan en algunos colegios. La cuantía adquirida variará entre los cuarenta y los noventa euros, dependiendo de la situación económica de cada familia. Desde la UCE-CyL se aconseja informarse en los Ayuntamientos sobre la posibilidad de existencia de ayudas en este concepto, pues algunos cuentan con ellas, como es el caso del Ayuntamiento de Valladolid, que ofrece mil ayudas de hasta sesenta euros para la compra de material escolar para familias con ingresos que no superen los 15.000 euros brutos al año.

Por su parte, la UCE-CyL continúa demandando «la gratuidad de los libros de texto en la enseñanza obligatoria en Castilla y León a través de un modelo de reutilización porque, además, fomenta en el alumno los valores de responsabilidad y respeto por el material de trabajo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos