El Corazón de Jesús reina en Villabrágima

El párroco, Francisco Casas, lleva a cabo la consagración de la nueva imagen ante la atenta mirada de los fieles. /M.G.M.
El párroco, Francisco Casas, lleva a cabo la consagración de la nueva imagen ante la atenta mirada de los fieles. / M.G.M.

La localidad vallisoletana recupera la tradicional celebración quince años después

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁNVillabrágima

El viajero que detenga sus pasos en la localidad de Villabrágima observará que la fachada de la bella iglesia de Santa María luce una escultura nueva del Sagrado Corazón de Jesús, bajo la que se leen las palabras 'Reino en Villabrágima'. Es el mejor recuerdo de los vecinos del día en que la parroquia de la localidad se consagró al Sagrado Corazón de Jesús, una consagración que se hizo realidad el pasado 28 de junio, festividad del Sagrado Corazón de Jesús, que tiene lugar cada viernes posterior al segundo domingo de Pentecostés. El acto sirvió para que la localidad recuperara la celebración de tan importante fiesta de la Iglesia después de que se perdiera, junto con su cofradía, en el año 2004.

Los actos, con la presencia de la alcaldesa, Noelia García, y de un buen número de vecinos, arrancaron a media tarde con la exposición del Santísimo, que dio paso, en medio del repique de campanas y del estallido de los cohetes, a la inauguración y bendición de la nueva escultura de piedra del Sagrado Corazón de Jesús, que se ha situado en la hornacina de la puerta principal, a cuyos pies, durante todo el día, se situó un altar, muy decorado con motivos florales, en el que se situó una escultura también del Sagrado Corazón de Jesús. A continuación se celebró la misa, que dio paso a la procesión, en la que un grupo de niños portaron por distintas calles una pequeña escultura del Corazón de Jesús.

Los niños procesionan una imagen del Corazón de Jesús
Los niños procesionan una imagen del Corazón de Jesús / M.G.M.

La procesión llegó a su fin con el momento más importante de la tarde cuando el párroco, Francisco Casas, llevó a cabo la consagración de la Parroquia de Villabrágima al Sagrado Corazón de Jesús expresando «aquí empieza todo, nos hemos consagrado al Corazón de Jesús y a partir de ahora nuestras vidas llevando a Jesús serán distintas». Fue el momento en el que el párroco animó a los vecinos a formar parte del recién recuperado Apostolado de la Oración y Cofradía del Corazón de Jesús para «recuperar la tradición de ofrecernos a Cristo». Todos los actos tuvieron lugar con motivo de cumplirse este año el centenario de la consagración de España al Corazón de Jesús en el cerro de los Ángeles con un texto leído por el rey Alfonso XIII.

Después de llegar a la localidad hace un año, el joven párroco, Francisco Casas, es el que ha promovido la consagración, que «es poner toda la parroquia encomendada al Corazón de Jesús par que sea el que reine en nuestras vidas, para que sea modelo en el que fijarnos». Previamente se habían realizado hasta siete sesiones de catequesis como preparación para la consagración, recordó el párroco, quien destacó la importancia de «construir la civilización del amor», usando las palabras de Juan Pablo II. En este sentido señaló la necesidad de «poner corazón en todo lo que se hace», esta vez citando al padre Mendizábal, el gran apóstol actual del Corazón de Jesús.

Para Casas, la devoción al Corazón de Jesús es «contemplar a Jesucristo resucitado vivo de corazón palpitante, que nos ama ahora con corazón humano, que está misteriosamente cerca de nosotros, cerca de nuestra familia, cerca de nuestra sociedad. Que nos ama ahora y ahora es sensible a nuestra repuesta de amor. Y hemos visto cuál debe ser nuestra respuesta», recurriendo de nuevo al padre Mendizábal. No olvidó el párroco de Villabrágima recordar que el beato Bernardo Hoyos, nacido en Torrelobatón, es el principal apóstol de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús en España. También expresó las palabras «Reinaré en España, y con más veneración que en otras muchas partes», que el beato escribió que le dijo Jesús.