Las Contiendas afronta una nueva ampliación con 821 unidades de enterramiento para los proximos cinco años

Las Contiendas afronta una nueva ampliación con 821 unidades de enterramiento para los proximos cinco años

Hasta ahora se ha desarrollado un 35% de la capacidad total del cementerio

Fidela Mañoso Largo
FIDELA MAÑOSO LARGOValladolid

El 1 de noviembre de 1994 se inauguró el cementerio de Las Contiendas, cuya capacidad se planificó para unos 70 años, horizonte que puede verse modificado en función del número de incineraciones anuales. Su desarrollo se hace por fases, de manera que se prevén las necesidades que han de cubrirse en los próximos años en función de éstas y del stock de seguridad necesario. Hasta ahora, se ha desarrollado un 35% de la capacidad total del cementerio.

Actualmente se encuentra en construcción de la Fase VIII del cementerio, de inversión próxima a los 2.000.000 de euros, en la que se construirán 561 tumbas y 260 columbarios, lo que supone un total 821 unidades de enterramiento, con las que se espera cubrirá las necesidades de la ciudad en los próximos cinco años, y cuya conclusión se estima será verano de 2.019. En Las Contiendas se produjeron 497 inhumaciones en el año 2017, frente a las 392 registradas hasta el 30 de septiembre de este año; mientras que las incineraciones han sido 305 y 279, respectivamente

Entre los dos camposantos municipales existen cerca de 50.000 unidades de enterramiento construidas. No obstante, el del Carmen está cerrado a nuevos enterramientos por Decreto de Alcaldía, al encontrarse saturado y haberse construido el de Las Contiendas, aunque se pueden enterrar aquellas personas que previamente dispongan de derechos sobre unidades de enterramiento, siempre y cuando la capacidad de sus sepulturas lo permita.

En estos momentos, dispone de más de 40.000 unidades de enterramiento construidas, de las que 11.596 están vencidas y no renovadas, y de ésas, 9.713 son sepulturas de tierra. En este caso, las inhumaciones han sido 1.156 en el anterior ejercicio, 2017, por las 838 censadas hasta septiembre del actual en curso.

Cifras similares

Las cifras son similares a las del año pasado. La incineración como puede comprobarse, está en línea con respecto al año anterior, constatándose una estabilización con respecto a años anteriores en los que el crecimiento fue sensible. No obstante, la opción preferencial por parte de los ciudadanos de Valladolid continúa siendo el enterramiento en sepultura.

También a lo largo del pasado mes se ha contratado la obra de construcción de 16 sepulturas en el cementerio de Puente Duero. El acopio de materiales ya ha empezado, y las mismas, para evitar molestias a los usuarios, comenzarán una vez pasadas estas fechas.

El precio de un servicio funerario completo, incluyendo todo lo necesario desde el fallecimiento hasta el enterramiento en los cementerios municipales de Valladolid capital, contratado antes del fallecimiento mediante el Plan Prevenir, asciende a 2.196,46 euros (21 %IVA incluido), por lo que quienes optan por esta opción obtienen un ahorro, sobre el precio medio de mercado, de 2.003,54 euros

Y es que ya son 10.000 los vallisoletanos que han contratado con Nevasa su servicio funerario completo mediante dicho Plan. A consecuencia del entorno económico adverso y gravoso al que se enfrentan las familias, Nevasa ha tomado dos decisiones concerniente a sus precios: aumentar el descuento en nichos y sepulturas en prenecesidad de un 9%, que venía haciendo a un 20%; e implantar descuentos en nichos y sepulturas en necesidad, de un 10%.

La empresa mixta Nevasa ha empezado a prestar, desde finales de diciembre de 2015 y por un periodo de un año, servicios de carácter social para evitar que los gastos de enterramiento agraven la precaria situación económica que tienen algunas personasque, además deben hacerse cargo de los referidos costes en el supuesto de fallecimiento de un familiar.

En abril de 2015 el Pleno Municipal tomó un acuerdo unánime para poner en marcha estos servicios antes de acabar el pasado mandato, pero fue el pasado 5 de noviembre cuando la Junta de Gobierno local aprobó la normativa correspondiente. Nevasa fue la única que presentó oferta económica y resultó seleccionada como adjudicataria.

Así, los servicios funerarios serán gratuitos para personas empadronadas en Valladolid desde hace al menos un año antes del fallecimiento, que no tengan cubiertos los gastos funerarios por cofradías, empresas o entidades aseguradoras, y que no posean ni por sí mismas, ni a través de familiares obligados al pago, medios económicos para abonar los gastos del servicio funerario y del sepelio.

Se podrá acoger, además, a este servicio gratuito, quien percibiera una cantidad igual o menor que una pensión no contributiva, y no disponga de capital inmobiliario, mobiliario o en metálico, en la cuantía necesaria para hacer frente a los gastos de los servicios funerarios y del sepelio; y cuando la renta mensual de sus familiares no supere los 639,01 euros en el caso de unidades familiares de un miembro, 692,26 euros en el caso de tener dos miembros, y 718,89 € si tuvieran tres miembros (estimación actual en función del IPREM).

En la actualidad el Ayuntamiento ya asume los servicios funerarios de personas sin hogar, pero ahora esa posibilidad se extiende a otras familias en función de su renta, para evitar que despedir a un ser querido suponga un quebranto económico inasumible para muchas familias, que se sume al sufrimiento personal por la pérdida.