La compraventa de viviendas registra en Valladolid su mejor febrero en ocho años

Una mujer coloca un cartel en una ventana./AVELINO GÓMEZ
Una mujer coloca un cartel en una ventana. / AVELINO GÓMEZ

Las 474 operaciones suponen un incremento anual del 25%, frente al 16% de Castilla y León y el 5,3 del conjunto de España

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONA

Solo hace cuatro días que el servicio de estudios de Unicaja Banco aludía al mercado inmobiliario como una de las tres razones por las que Valladolid es líder en el crecimiento económico de la comunidad (las otra son el empleo y el turismo) y hoy el INE ha puesto números a ese rebrote de la actividad, en este caso en el mes de febrero. Según la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad, 474 viviendas fueron objeto de compraventa en la provincia, lo que supone un aumento superior al 25% con respecto a las 378 del mismo mes del año anterior. Es también el mejor dato desde 2011, cuando cambiaron de manos 584.

En febrero fueron transmitidas un total de 837 viviendas (el 31,8% más), de las que ocho fueron donadas, 132 incluidas en una herencia y 223 incluidas en otras transacciones (dentro de una operación conjunta, mezcla de varios títulos de adquisición, o de transmisiones con título de adquisición indefinido).

La vivienda de segunda mano sigue siendo la indiscutible protagonista del buen todo del sector, ya que acaparó el 85% de las operaciones de compraventa, en concreto 402, frente a las 300 de febrero del año pasado. Las casas a estrenar, por el contrario, fueron 72 el pasado febrero, frente a las 78 de doce meses antes. Del total, 419 fueron viviendas en régimen libre y 55, protegidas, en este caso bastante por debajo de las 71 de 2018.

El mercado de la vivienda se sube así al carro de la recuperación, si bien todavía no ha alcanzado los niveles de actividad, concesión de hipotecas y precios registrados en los años de la burbuja. Los expertos del sector llaman la atención sobre el hecho de que la convocatoria de elecciones parece haber condicionado algunas decisiones de compra, a la espera de los posibles decretos relacionados con la vivienda del partido ganador.