El comité de Renfe en Valladolid denuncia la falta de licencia de uso de los nuevos talleres

Trabajos de acondicionamiento de los nuevos talleres./R. GÓMEZ
Trabajos de acondicionamiento de los nuevos talleres. / R. GÓMEZ

CC OO, sindicato mayoritario, anuncia que ningún trabajador se trasladará al complejo el próximo lunes si no se arregla esta situación

El Norte
EL NORTEValladolid

El comité de empresa de Renfe Valladolid, donde CC OO cuenta con la mayoría, afirma en una nota de prensa que los nuevos talleres de mantenimiento ubicados en el páramo de San Isidro carecen de la correspondiente licencia de uso, por lo que mientras no se subsane esta situación ninguna persona trabajadora de las instalaciones de la Carretera de Segovia iniciará el traslado a las nuevas dependencias. Así de clara se muestra la representación legal de la plantilla cuando tan solo faltan cuatro días para comenzar de manera oficial este trasvase de operarios de un centro productivo a otro.

Estaba previsto que dicho proceso diera inicio el próximo lunes día 15 de abril, pero como no están en regla todos los permisos administrativos para poder desarrollar allí cualquier actividad profesional, los más de 700 trabajadores y trabajadoras que deberían iniciar dicho despliegue seguirán con sus actividades en los viejos talleres ubicados en el casco urbano vallisoletano, según destaca el sindicato.

Más información

«Hemos descubierto esta irregularidad al solicitar a la empresa toda la documentación administrativa pertinente previa al traslado. Pues bien, este permiso aún no obra en su poder, y mientras no lo tengan nadie de la plantilla irá a los nuevos talleres de San Isidro», señalan desde el comité. Destacan también las «pésimas condiciones en las que se encuentran los accesos al recinto fabril». «Este es otro asunto pendiente, puesto que para poder trabajar, lo primero es poder con normalidad y sin dificultades a tu puesto de trabajo. Pues bien, eso a día de hoy no es posible», recalcan sus integrantes.

Desde el comité lamentan este nuevo retraso. «No entendemos que después de más de cuatro años de retrasos para cumplimentar este trasvase, a estas alturas no se tenga toda la documentación necesaria en regla; es una nueva tomadura de pelo por parte de la empresa hacia la plantilla, las contratas, las empresas implicadas en el traslado y para toda la ciudadanía vallisoletana en general, que de nuevo ven truncadas las expectativas creadas con relación a este proceso», denuncian.